Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2020-04-17

Icefi: Enfrentar efectos económicos por la pandemia obliga a discusión de pactos fiscales en Centroamérica

El éxito de los gobiernos en el contexto actual dependerá de su capacidad política para alcanzar pactos fiscales

Por estrategiaynegocios.net

El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) realizó estimaciones del impacto económico y fiscal en Centroamérica de la pandemia del covid-19 y revisó las estimaciones recientes de instituciones financieras internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, revelando un escenario sombrío para la región, caracterizado por recesión económica en todos los países, incremento en el saldo de la deuda pública y del déficit fiscal, con riesgos de sostenibilidad y vulnerabilidad fiscal.

Icefi: Política fiscal hondureña es cada vez más débil

Recomendó complementar estos cálculos con estimaciones del impacto sobre el bienestar social y el desarrollo económico, y formuló recomendaciones de corto, mediano y largo plazo, entre las que incluyó la urgente necesidad de acuerdos fiscales que ordenen las finanzas públicas, que viabilicen acciones contundentes, que aseguren un crecimiento más sostenible y sostenido, y un piso más amplio de protección social que garantice el bienestar de toda la población.

Debido a que la crisis se encuentra en desarrollo, el Icefi advierte que técnicamente es muy complicado pronosticar el impacto de la pandemia del covid-19 en la actividad económica. Al igual que las estimaciones del FMI y del Banco Mundial, el Icefi estimó el impacto de la crisis en las economías centroamericanas, identificando como los factores determinantes una caída de un tercio de los ingresos por turismo, caída del 20.0% en el flujo de remesas familiares y por ende del consumo, caída del 20.0% de las exportaciones y paro total de la actividad económica por cuatro semanas.

Aunque estos factores tienen efectos aislados, el Instituto observa que están interrelacionados con el resto de la actividad económica, por lo que es muy prematuro establecer con certeza el efecto total. Asimismo, estos escenarios muestran una pérdida importante de empleos —cerca de 1,9 millones en el peor escenario—, fenómeno que debe ser atendido con suma urgencia.

El Instituto organizó su análisis en cuatro escenarios

1) pérdida del 50.0% del crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) real en las estimaciones previas a la crisis, disminución del 2.0% en la productividad tributaria derivada del aumento de la evasión y de las medidas fiscales especiales para la emergencia, disminución de los precios internacionales de los combustibles e inelasticidad del consumo por cuarentena y pérdida de control tributario

2) crecimiento de 0.0% del PIB y pérdida del 4.0% en la productividad tributaria

3) contracción de 2.0% del PIB (recesión) y pérdida del 6.0% en la productividad tributaria

4) contracción del 4.0% del PIB y pérdida del 8.0% en la productividad tributaria

El Icefi considera que a estos cálculos deben agregarse estimaciones del impacto sobre el bienestar social y el desarrollo económico.

ICEFI 1(800x600)

Para el Instituto, estas estimaciones complementarias deben medir los efectos de las acciones extraordinarias adoptadas por los gobiernos sobre: la desigualdad social en el acceso a los sistemas de salud, a la protección y asistencia social y a las medidas de apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas; el desempleo y la pobreza; la pérdida de la capacidad de producción para el consumo interno y externo; y, al mantenimiento (o no) de la gobernabilidad democrática.

Icefi: Tres desafíos para alcanzar la igualdad de género en Centroamérica

El Instituto teme que estas estimaciones revelarán que la crisis actual está exacerbando los problemas estructurales que enfrenta Centroamérica, que arrastraba de un modelo económico exhausto, con efectos nocivos sobre el ambiente natural y con una transformación productiva baja e incapaz de absorber a toda la población en edad de trabajar.

Además, esta crisis ha develado la gravedad de problemas estructurales importantes como que, con excepción de Costa Rica, los sistemas actuales han convertido a la salud en un privilegio y no el derecho fundamental que es, los 22.5 millones de pobres y el reparto de la riqueza profundamente desigual, con una política fiscal diseñada y ejecutada para la sobrevivencia de los Estados pero no para el desarrollo.

El Icefi analizó el impacto fiscal que Centroamérica enfrentará por las medidas económicas y fiscales adoptadas para atender la emergencia del Covid-19.

El Instituto realizó estimaciones del impacto fiscal en cada país en cada uno de los cuatro escenarios considerados, concluyendo que, con excepción de Nicaragua, todos los países están adoptando medidas que incrementarán el gasto público y dependiendo la profundidad de la crisis, en cada escenario en todos los países se estima que la carga tributaria caerá, por lo que los incrementos en el gasto público se están financiando con endeudamiento público de emergencia, con lo cual el déficit fiscal se incrementará en todos los escenarios y países.

El Icefi estima además que el saldo de la deuda pública también se incrementará en todos los escenarios y países, agudizando los riesgos de vulnerabilidad y sostenibilidad fiscal. Esta realidad revela que el financiamiento de las acciones de gasto e inversión extraordinarias a partir de 2021, deberá hacerse con una mezcla de más ingresos tributarios y menos endeudamiento público.

Con base al análisis de estas estimaciones, el Icefi planteó las siguientes recomendaciones de corto, mediano y largo plazos:

1. Fortalecer el papel del Estado

Garantizando de manera efectiva los derechos económicos, sociales y culturales.

Ampliando el mercado interno: disminuir la dependencia internacional, aumentar el empleo y erradicar la pobreza.

2. Avanzar en el cumplimiento de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible

Estudiando los rezagos que provocará la crisis relacionada con el COVID-19 y plantear la hoja de ruta para su cumplimiento

3. Adoptar un esquema de responsabilidades mejor compartidas

Impulsar un pacto fiscal para el desarrollo y la consolidación democrática (2020-2030), que incluya mejoras en los ingresos del Estado, aumento de recursos y de la efectividad del gasto público, manejo estratégico de la deuda pública, ampliación de esfuerzos para la transparencia y la lucha contra la corrupción.

Debido a las condiciones actuales de las finanzas públicas en Centroamérica, y tomando en cuenta el rol más protagónico que deberá tomar la política fiscal para mitigar los efectos adversos en lo social, lo político y lo económico relacionados con esta pandemia, el Icefi reiteró la urgente necesidad de acuerdos fiscales que ordenen las finanzas públicas, que generen la fuerza y la legitimidad necesarias para impulsar acciones contundentes que aseguren un crecimiento más sostenible y sostenido, y un piso más amplio de protección social que garantice el bienestar de toda la población.

El éxito de los gobiernos en el contexto actual dependerá de su capacidad política para alcanzar pactos fiscales, que adopten esquemas de responsabilidades compartidas con equidad entre empresarios, políticos, trabajadores y sociedad en general.

RELACIONADAS