Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2020-04-02

Sector turístico de Costa Rica entra en ‘Temporada cero’

La Cámara Costarricense de Hoteles pide a sus socios que planteen medidas paliativas para enfrentar la crisis, incluso el cese de operaciones de sus hoteles.

Por estrategiaynegocios.net

La Cámara Costarricense de Hoteles (CCH) reconoce que enfrenta por primera vez en la historia de la industria del turismo y los viajes una "Temporada Cero" debido a la pandemia del Covid-19.

Puede leer: Costa Rica pide a sus ciudadanos quedarse en casa

Piden respetar la ampliación de las medidas de restricción anunciadas para la Semana Santa.

Ante esa dura situación invita a sus asociados para que, de acuerdo con sus particularidades individuales, analicen las distintas alternativas que la CCH en conjunto con Canatur han gestionado ante la Asamblea Legislativa, el Poder Ejecutivo y el ICT como medidas paliativas para enfrentar la crisis, incluso el cese de operaciones de sus hoteles.

La CCH también está apoyando la iniciativa de la C.C.S.S y el ICT con el llamado a los hoteleros a prestar servicios de aislamiento a pacientes, por lo cual los instamos para que pongan sus instalaciones a disposición de las autoridades sanitarias del país como apoyo a la infraestructura hospitalaria.

De interés: Detecte los mitos alrededor del Covid-19

Las medidas son urgentes e inmediatas y se enfocan principalmente en proteger la salud de sus colaboradores y de los ciudadanos en general. Al mismo tiempo buscan impulsar la reactivación del sector para el momento oportuno en que las condiciones de mercado lo permitan.

El país y el mundo, y muy especialmente el sector turístico costarricense, atraviesan la crisis más severa y profunda que haya tenido que enfrentar esta industria.

“Esta es la realidad: una crisis global con impactos todavía incalculables en el tiempo: los aviones en tierra, fronteras cerradas y los ciudadanos procurando mantenerse en sus hogares, como lo han recomendado -acertadamente- las autoridades. Ante esta situación, los hoteles pierden su sentido natural y es mucho mayor el riesgo de pretender operar con normalidad, por eso, instamos el cierre para enfocarnos en trabajar en las medidas que serán vitales para la Salud Pública y la reactivación del turismo en Costa Rica, en el mediano y largo plazo”, explicó Javier Pacheco Presidente de la CCH.

“La 'Temporada cero' en el sector del turismo es ya la condición actual, inevitable y directa de la crisis global, Costa Rica ha desarrollado una Marca País que compite al más alto nivel y debemos proteger a todas las empresas y sus colaboradores, porque no importa su tamaño, desde las más grandes hasta las más pequeñas y rurales, están sufriendo el impacto; aquí estamos todos Enfrentando la misma realidad”, dijo Flora Ayub, Directora Ejecutiva de la Cámara.

La Cámara propone, entre otras, las siguientes medidas:

1. Apoyamos el acuerdo tomado por la Junta directiva del ICT, donde declaran al Sector Turismo en situación de emergencia total y estado de calamidad, , de manera tal que el enfoque sea el de preparación y planeamiento para la reactivación en el mediano y largo plazo.

2. Instalar un comité de trabajo de crisis liderado por el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) y con participación del Gobierno, un interlocutor del Poder Legislativo, y el sector privado, para la creación formal de un plan de reactivación turística.

Costa Rica: Sector de restaurantes y afines luchan por mantenerse abiertos

3. Apoyar al ICT para rescatar los dineros del superávit incluidos en el proyecto de ley "PAGAR", con el propósito de usarse tanto para hacerle frente a la disminución de sus ingresos, como para reforzar acciones de mercado (en el momento apropiado) para la recuperación de la demanda y la competitividad de la oferta, tanto al nivel internacional como nacional

4. Atender de manera inmediata las medidas económicas, financieras, operativas y de mercado que han sido planteadas por la Camara Nacional de Turismo, a través del Comité de Emergencia del sector turismo para proteger la industria, y a cientos de miles de compatriotas que dependen directa e indirectamente de ella y así, hacer viable su reactivación en el menor tiempo posible.

RELACIONADAS