Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2020-03-23
A worker disinfects a bus as a preventive measure against the spread of the new coronavirus, COVID-19, in San Jose, Costa Rica, on March 18, 2020. (Photo by Ezequiel Becerra / AFP)

Costa Rica seguirá esperando por la recuperación de la mejor categoría aérea

La crisis por coronavirus puso en pausa todo lo referente a temas aéreos. El país estaba casi listo para solicitar una nueva auditoría.

Por CRHoy

Justo cuando el país se encontraba en las etapas finales para cumplir con los requisitos solicitados por la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) sobrevino la crisis mundial por el coronavirus Covid-19.

La Dirección General de Aviación Civil (DGAC) tenía casi todo listo para solicitar una nueva auditoría ante las autoridades estadounidenses con el objetivo de recuperar la mejor calificación aérea otorgada por la agencia norteamericana.

Puede leer: Costa Rica registra segunda muerte por el nuevo coronavirus

Álvaro Vargas, director a.i. de la entidad, explicó en enero pasado que –casi- la totalidad de las 22 observaciones señaladas por la FAA habían sido atendidas. En ese momento, restaba una última visita de asesores técnicos de esa institución para afinar los últimos pendientes. Posterior a eso, se solicitaría una nueva auditoría. No obstante, la coyuntura mundial actual obligará a un cambio de planes.

¿Por qué se llegó a este punto? Tras una auditoría realizada entre octubre de 2018 y febrero de 2019, Costa Rica recibió una rebaja en la calificación pasando de Categoría 1 a Categoría 2.

La Categoría 2 significa que no se cumple con las normas de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) y por consiguiente no existe la adecuada supervisión de seguridad operacional de los operadores según las normas internacionales.

Como primera repercusión a ese rebajo, las aerolíneas de bandera costarricense no pueden abrir nuevas rutas de vuelo o ampliar frecuencias hacia ciudades de EE.UU. Esto repercute directamente en empresas como Avianca Costa Rica o Volaris Costa Rica. Eso sí, las rutas que ya operaban podían continuar con normalidad.

Costa Rica: Lo que debe saber sobre suspensión de contratos, incapacidades y teletrabajo ante Covid-19

Con el impacto del Covid-19, el ministro Rodolfo Méndez Mata explicó que todo lo referente al espacio aéreo quedará prácticamente ‘congelado’. Incluso, recordó que muchos países (incluido EE.UU.) tomaron decisiones que involucran una reducción en las operaciones aéreas o una suspensión temporal de servicios.

Por eso, el jerarca apunta a que el país puede aprovechar este impasse para concluir todo lo pendiente y buscar una recalificación cuando la crisis sanitaria pase su etapa más álgida.

“Tiene una repercusión (el Covid-19), pero por otro lado el mundo del aire está paralizado. Lo que tenemos que hacer es como los deportistas: yo supongo que a los jugadores los mandan a entrenar para que no pierdan el ritmo. Necesitamos tener a nuestro equipo de técnicos en la DGAC manteniendo ese entusiasmo con el que lograron llegar para conseguir que la FAA dijera que no es necesario venir a darnos más asesorías”, citó el ministro. Los incumplimientos detectados por FAA versaron sobre 22 observaciones en normas y métodos relacionados con licencias, operaciones y aeronavegabilidad. Así las cosas, durante más de 8 años no se hicieron implementaciones de procedimientos y esto desencadenó en la situación actual.

Las auditorías de la FAA se realizan periódicamente y en el caso de Costa Rica la última ocasión en que se renovó la Categoría 1 fue en 2006. A partir de ahí, pasaron años en los que el país desoyó los planteamientos de OACI.

“Hay afectaciones que pueden tener los operadores aéreos en cuanto a los viajes a EE.UU y la posibilidad nuevos servicios”, recalcó el director a.i.

Tras el anuncio de la FAA, aunado a problemas operativos, Volaris Costa Rica informó el 13 de noviembre pasado que frenaría sus planes de expansión en el país en virtud de los altos costos operativos.

Mientras, Avianca anunció -un día después- que suspendería por espacio de 2 meses la operación de 3 vuelos diarios a EE.UU. con código costarricense: a Los Ángeles vía El Salvador, a Los Ángeles vía Guatemala y a Nueva York vía Guatemala. Así las cosas, mantendrían los servicios a Orlando, vía Guatemala, y a Toronto, vía El Salvador.

Con el Covid-19, Avianca canceló temporalmente todas las operaciones internacionales y únicamente se quedó realizando vuelos internos en Colombia.

RELACIONADAS