Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2020-03-20
A nurse (L) is being monitored for body temperature on March 18, 2020 at the new COVID 3 level intensive care unit for coronavirus COVID-19 cases at the Casal Palocco hospital near Rome, that is to open later March 18. (Photo by ANDREAS SOLARO / AFP)

Coronavirus: 5 medidas económicas sin precedentes que han tomado algunos países

Mientras los casos de coronavirus siguen expandiéndose por el mundo, algunos gobiernos han aplicado medidas excepcionales para mitigar los efectos económicos que está provocando la pandemia.

Por BBC Mundo

Italia, el país con más personas contagiadas después de China y que decretó un aislamiento total, puso en práctica una batería de medidas de auxilio que incluyen suspender el pago de impuestos e hipotecas para aliviar la presión sobre las pequeñas empresas y los hogares.

Estados Unidos redujo este domingo las tasas de interés a casi cero y lanzó un programa de estímulo de US$700.000 millones en un intento por proteger su economía.

Otros países están estudiando aplicar medidas para enfrentar la crisis, relajando la política fiscal con el objetivo de ayudar a quienes resulten más afectados por la fuerte caída de la actividad económica. Economistas y organismos internacionales han advertido que estamos muy cerca de una recesión económica global que puede golpear duramente al empleo.

El crecimiento exponencial del coronavirus ha obligado a las autoridades a aplicar medidas cada vez más restrictivas, que afectan a la vida personal y laboral de millones de personas.

Uno de los sectores más golpeados ha sido el turismo internacional, con aerolíneas, hoteles y agencias de viaje pasando por uno de sus peores momentos.

Todo esto ocurre en medio del peor desplome bursátil en más de tres décadas, junto a una fuerte devaluación de las monedas en América Latina frente al dólar y una histórica caída del precio del petróleo.

Estas son algunas de las medidas económicas que han tomado algunos países para ayudar a las personas y las empresas más afectadas por el coronavirus.

1. Suspender pago de hipotecas

Italia suspendió esta semana el pago de hipotecas a las familias afectadas por el coronavirus. La medida permite congelar el pago de los créditos hipotecarios a todas aquellas personas que se hayan quedado sin empleo o que hayan sido despedidas temporalmente de sus empresas debido a la pandemia. El plazo de la moratoria puede llegar hasta los 18 meses y cuando se reinicien los pagos, seguirán bajo las mismas condiciones que tenían antes de la interrupción.

Según la norma, la congelación de los pagos no requiere que los bancos pidan nuevas garantías o que se apliquen comisiones u otros cargos.

En España están estudiando la posibilidad de aplicar una medida similar.

Lea más: Panamá ordena el cierre de comercios y empresas

2. Diferir impuestos por unos meses

España estableció una moratoria de seis meses para el pago de impuestos a pequeñas y medianas empresas (pymes) y trabajadores autónomos, con bonificación en los intereses.

También Italia anunció que impulsará una paralización en el pago de impuestos por parte de las pymes (incluyendo, por ejemplo, la suspensión a las cuotas a la Seguridad Social), así como una moratoria fiscal y de cotización para los empleados autónomos. El país también contempla la entrega de ayudas directas a los sectores más afectados, como el transporte, la logística y el tráfico aéreo, así como complementos salariales para las empresas de hasta cinco empleados.

3. Préstamos a las empresas

Alemania prometió el viernes liquidez ilimitada a las empresas como una medida de protección frente a los efectos de la pandemia.

Lea también: Centroamérica busca su hoja de ruta para la recuperación económica

Es un programa de garantías de la banca pública para préstamos sin un tope máximo. El gobierno de la canciller Angela Merkel calificó las medidas como "inéditas" en la historia del país.

España dispuso una línea de financiación específica a través del Instituto de Crédito Oficial para atender las necesidades de liquidez de las empresas y trabajadores autónomos del sector turístico, así como de las actividades relacionadas que se estén viendo afectadas por la crisis sanitaria.

En el caso de Italia, las pequeñas empresas podrán solicitar el aplazamiento del pago de un crédito. Francia estableció que que se garantice hasta el 70% del crédito a pymes que tengan problemas para obtener préstamos de su banco y España también ofreció créditos a los sectores más afectados.

4. Rebaja de las cotizaciones sociales

La Casa Blanca propuso reducir las cotizaciones sociales temporalmente para que la renta neta de los trabajadores después de impuestos y retenciones sea mayor.

El objetivo es que los estadounidenses tengan más dinero en su cuenta de banco a final de mes y puedan lidiar con mayor facilidad con las dificultades que plantea la epidemia.

En Francia, se han puesto en marcha medidas como permitir el pago escalonado de contribuciones sociales de las empresas.

5. Financiamiento de la reducción de horas de trabajo

Alemania aprobó un plan de apoyo a las empresas que tengan que reducir el número de horas trabajadas.

El sistema alemán establece que la agencia de empleo estatal financia hasta el 60% de la pérdida neta de salario causada por la reducción de horas trabajadas. En el nuevo escenario de emergencia, ese sistema se amplía. Francia también puso a disposición recursos para que los ciudadanos que lo necesiten puedan reducir la jornada de trabajo.

Italia definió entregar ayudas en forma de permisos laborales para los trabajadores con hijos a cargo, así como un bono cercano a los US$660 para las personas que no puedan trabajar desde la casa y deban contratar a una persona que cuide a los niños.

RELACIONADAS