Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2020-03-19
Interior of a modern industrial design pub with a rustic twist

Costa Rica: Caen entre 50% y 80% ventas de comercios, restaurantes y turismo

Las ventas han decrecido entre un 50% y un 80% tras cierre total de bares y parcial de restaurantes.

Por estrategiaynegocios.net

La Cámara de Comercio de Costa Rica (CCCR), la Cámara Costarricense de Restaurantes y Afines (CACORE) y la Cámara Nacional de Turismo (CANATUR) solicitan al Gobierno acciones inmediatas para implementar medidas que mitiguen la afectación del COVID-19, ya que estos sectores han experimentado bajas en sus ventas de hasta un 80% en los últimos días.

“Ante la medida tomada por parte del Ministerio de Salud Pública de cerrar los bares y limitar el foro al 50%, muchos de los propietarios reportan un problema de liquidez para cubrir planillas y demás obligaciones, por consiguiente, el personal en general de restaurantes y bares temen por sus trabajos y están preocupados por cómo cubrirán sus necesidades inmediatas post-cierre de sus negocios y baja dramáticas en ventas”, afirma Clemencia Palomo Leitón, Directora de CACORE.

Los gremios manifiestan varias preocupaciones, entre ellas, el cumplimiento de compromisos financieros y fiscales asi como los pagos de las cuotas obrero patronales de la CCSS que deben pagarse esta semana y no cuentan con la liquidez para hacerlo.

“Las directrices para disminuir el acceso de las personas a los centros comerciales y sitios de reunión pública, la suspensión de espectáculos y eventos masivos, son medidas que, pese a que, desde el punto de vista sanitario, son acertadas; se contraponen a los objetivos de reactivación económica, generación de empleo y reducción de la pobreza que tanto ha preocupado a estas cámaras y a los costarricenses”, señaló Julio Castilla, Presidente de la Cámara de Comercio de Costa Rica.

Además, la Casa Presidencial emitió un decreto que faculta al Ministerio de Salud a proceder con el cierre de todo establecimiento cuyo estado o condición involucren peligro para la salud pública, su personal o de los individuos que los frecuenten, pero todavía no existen acciones concretas e inmediatas que apoyen al sector que representa a los sectores dolientes.

Si la presente declaratoria de emergencia se mantiene vigente hasta el 13 de abril o durante el plazo que el Poder Ejecutivo disponga, y el cobro por los servicios públicos y otros continúan, como el de la Caja, planilla, IVA, etc., la gran preocupación de este sector es conocer cómo se logrará cumplir con los pagos de estos rubros si los negocios permanecerán cerrados u operando por debajo de un 30% de su capacidad.

“A la fecha, existen reportes de negocios que ya decidieron cerrar por un mes o hasta nuevo aviso, porque no pueden seguir pagando planillas, lo que conduce hacia una ruta de quiebra de las Pymes. Como resultado de ello, habrá menos ingresos a la seguridad social del país, menos ingresos por tributos de venta, renta patentes, más desocupación en locales comerciales, empeorando aún más, la crisis económica que ya se enfrenta.”, concluyeron los voceros de las Cámaras representadas.

“Reconocemos los esfuerzos que ha hecho el gobierno proponiendo acciones que alivien el impacto en la productividad de las empresas. Estas medidas van en la línea correcta, aunque consideramos que no son suficientes, ya que en la gran mayoría de los casos las empresas están vendiendo cada vez menos”, señaló Julio Castilla.

El sector turismo es el más afectado con cero ingresos, y estimamos que se prolongará por más de tres meses, y posteriormente la recuperación de ingresos será paulatinamente por un período de más de seis meses. Por lo tanto, requerimos medidas tributarias, financieras, laborales, etc. acordes con este panorama.

Estas son las medidas para paliar la crisis del Covid-19:

- Eliminar los topes de salario minino para el cobro de cargas sociales.
- Que los bancos públicos y privados apliquen las medidas sugeridas por el presidente en las líneas de crédito y negocien la moratoria de las deudas.
- Promover la aprobación del proyecto de jornadas flexibles.
- Condonación de impuestos y tasas municipales hasta seis meses posteriores a la terminación de la crisis sanitaria.
- Establecer un Fondo de Apoyo de al menos $500M al sector privado.
- No pagar las cuotas de las operaciones crediticias hasta seis meses posteriores a la terminación de la crisis sanitaria. Los intereses se acumularán al principal, al cual debe ampliarse el plazo y reducir la tasa de interés-
- Subsidio estatal para todos los empleados que sean afectados por despidos, suspensiones del contrato de trabajo.
- Fijar una tarifa especial o subsidios durante estos meses para el cobro de servicios públicos: luz y agua.
- Ampliar el plan de salvamento para el comercio con líneas de crédito que faciliten el capital de trabajo con tasas de interes
- Reducir el IVA a un 50%, por un periodo limitado, mientras dure la emergencia y sus efectos.
- Adelantar la devolucion del fondo de capitalizacion en estos proximos meses y que tiene fecha de ejecucion en el 2021.
- Moratoria en impuesto territorial, patentes comerciales y licencias de expendio de licores.
- Eliminar la retencion a las ventas con tarjetas de credito que realizan los bancos por directriz del ministerio de hacienda, como anticipo de impuesto de renta y venta
- Reduccion de las comisiones de adquirencia e intercambio.

Reformas para alivio fiscal

El Colegio de Contadores Públicos de Costa Rica (CCPCR) envió este miércoles 18 de marzo a los diputados de la Asamblea Legislativa tres recomendaciones al Proyecto de Ley de Alivio Fiscal ante el covid-19, expediente 21845, para el beneficio de sector empresarial, en especial al sector vulnerable de la pequeña y mediana empresa del país.


Guillermo Smith, presidente del Colegio de Contadores Públicos indicó que la iniciativa pretende fortalecer el Proyecto de Ley, creado para paliar la grave crisis generada por la pandemia incluyendo algunas excepciones que no fueron tomadas en cuenta.

“Por ejemplo, para este 31 de marzo los contribuyentes tienen la obligación de cancelar el primer pago parcial del Impuesto Sobre la Renta y la exclusión de este pago no fue considerado dentro del Proyecto de Ley de Alivio Fiscal”, señaló Smith.

Medidas que sugieren:

- Incluir como parte del alivio fiscal para las empresas, la eliminación del pago parcial correspondiente al mes de marzo para aligerar la crisis actual por falta de liquidez y, debido a que hay empresarios que están cerrando sus empresas y despidiendo a su personal.

- Incorporar dentro de la exención citada en el artículo sexto de este proyecto, mismo que se refiere a la exención sobre el Impuesto al Valor Agregado aplicable a los arriendos comerciales, ese mismo beneficio para los arriendos correspondientes a marzo 2020 por considerarse el mes más afectado en este período de emergencia mundial.

“Las medidas anunciadas por el Gobierno ayudarán a la administración y alivian el flujo de efectivo, pero no atienden la alta posibilidad de que existan pérdidas cuantiosas en las empresas, las cuales, tarde o temprano, el empresario deberá cubrir; para cumplir con sus obligaciones tributarias al 31 de diciembre de 2020”, puntualizó el presidente de los contadores públicos. Además, hace un llamado a la disciplina financiera que deben tener en cuenta los empresarios para controlar los flujos de caja que se necesitarán para diciembre 2020 y poder cancelar en tiempo, que es probable que ciertos sectores ocuparían un mayor tiempo como el turístico

RELACIONADAS