Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2020-03-12

Costa Rica: Hoteleros prevén bajas de hasta el 50%

Se ha presentando una tendencia de cancelaciones de viajes que programados para los próximos meses, y que la gente está comenzando a llamar para ver si es posible suspenderlos o trasladarlos incluso para el próximo año.

Por CRHoy

Solo cinco días después de que se detectó el primer caso de Coronavirus COVID-19 en el país, el sector turístico nacional se convirtió en el primero en contagiarse de los efectos económicos adversos que acompañan a la pandemia a nivel mundial.

Varias cámaras y organizaciones dedicadas al turismo nacional informaron sobre afectaciones por cancelaciones, solicitudes de cambio de itinerarios y disminución de futuras reservas, luego de la noticia de los 23 casos por COVID-19 en el país.

El dato se desprende del sondeo que realizó la Cámara Nacional de Turismo (Cantur) a varias de sus asociadas; el estudio resaltó que las cancelaciones de reservas han aumentado esta semana, lo que ha generado un fuerte golpe a la industria turística en plena temporada alta.

La Cámara Costarricense de Hoteles (CCH) reportó más de 8.000 noches de hotel canceladas, principalmente para abril, mayo y junio. Así mismo, proyecta un descenso de ventas futuras que oscila entre un 5% y un 50% en diferentes hoteles del país

Así lo reveló a CRHoy.com la presidenta ejecutiva de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur) Shirley Calvo, quien indicó que la entidad de momento se encuentra realizando el levantamiento de la información para contabilizar cuán grave es la afectación.

Puede leer: Empresarios guatemaltecos consideran nuevas oportunidades

Lo que sí manifestó la funcionaria es que existen algunas tendencias ya confirmadas.

Por ejemplo, las principales cancelaciones provienen de segmentos específicos como el corporativo. Se trata de empresas que le prohíben a sus trabajadores realizar viajes laborales.

la-fortuna-costa-rica(800x600)

También de estudiantes colegiales y universitarios que entre mayo, junio y julio aprovechaban para realizar viajes, pero que ahora sus familias no están queriendo “exponer”.

Agencias emisoras han tenido que cancelar cerca del 90% de las reservaciones hechas a Europa y Oriente y las reservas a futuro han caído en un 50%, de acuerdo con la Asociación Costarricense de Agencias de Viajes (ACAV).

En tanto, la Asociación Costarricense de Operadores de Turismo (ACOT) informó que algunos de sus empresarios presentaron cancelaciones importantes de grupos de turistas japoneses y grupos de estudiantes, en su mayoría, de estadounidenses, quienes tenían planificado disfrutar vacaciones de verano en Costa Rica.

“Si bien marzo presenta cancelaciones, una de las situaciones que más preocupa al sector, es la tendencia a la baja en las reservas que se ha visto, prácticamente, en todas las actividades turísticas consultadas para los meses posteriores”, detallaron.

Canatur, en un comunicado, pide al Poder Ejecutivo que tomen en consideración estas afectaciones y se implementen medidas de apoyo a los empresarios, con el objetivo de evitar un colapso económico que derive en despidos masivos y la incapacidad de los patronos para asumir sus obligaciones.

Sobre el tema: Panamá y Costa Rica aumentan casos de coronavirus

La preocupación del sector es que en el horizonte está muy cercana la Semana Santa, de altísima visitación en todo el territorio nacional.

Aún así, Calvo afirma que Semana Santa es más bien una oportunidad para realizar turismo dentro del país y mejorar las ofertas hacia los nacionales, eso sí, manteniendo el compromiso de cuidar a la población de mayor riesgo.

“Ahí sí estamos haciendo la observación con los adultos mayores, personas con hipertensión, diabetes o problemas respiratorios para que valoren realizar viajes fuera del país durante las próximas semanas y si pueden que los trasladen, pero al resto de la población consideramos que asumiendo el tema con responsabilidad y los cuidados necesarios, podrán realizar actividades normalmente”, afirmó Calvo.

De acuerdo a las características de esta pandemia, uno de los efectos que se ha visto es la afectación a diversos sectores de la economía. Además del turismo, es esperable una reducción del consumo de ciertos productos, especialmente importados, debido a problemas de abastecimiento ante la paralización de labores en los principales muelles de China y otras grandes naciones productoras.

En Costa Rica, la Unión de Cámaras (UCCAEP) teme que el sector comercial y empresarial del país pueda sufrir alguna afectación y por eso le piden al gobierno agilizar proyectos en favor de la reactivación económica.

De acuerdo con su presidente ejecutivo, Álvaro Sáenz, además de contener el gasto es necesario impulsar el empleo, revisar la legislación laboral, adaptar la oferta educativa del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) y regular la informalidad, atacar el contrabando y el comercio ilícito.

Sobre este último aspecto, el ministro de Salud, Daniel Salas, dijo que ya se está trabajando con autoridades de económicas para establecer una estrategia en torno a las ventas ilegales callejeras, como parte de la lucha contra la informalidad y el comercio ilícito.

RELACIONADAS