Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2020-01-07

Dramática sequía agudizará la falta de agua en Honduras

La situación se tornará peor, especialmente porque los niveles de las represas en el país alcanzan este mes apenas el 50% de almacenamiento de agua, ante la falta de lluvias en 2019.

Por La Prensa de Honduras

Temperaturas más altas y menos lluvia pronostica el Centro Nacional de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos) en Honduras para 2020.

El panorama no es halagador. La situación se tornará peor, especialmente porque los niveles de las represas en el país alcanzan este mes apenas el 50% de almacenamiento de agua, ante la falta de lluvias en 2019.

Actualmente los capitalinos reciben agua cada siete días y en ciudades como La Paz y La Ceiba hay escasez del líquido.

El presidente Juan Orlando Hernández se reunió con equipos técnicos del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) para tomar medidas y enfrentar la sequía y los efectos del cambio climático.

Para ello, equipos técnicos revisarán las propuestas que se plantean para hacerle frente a la sequía, manejo del agua y suelo, así como la producción en el campo y las medidas para evitar las quemas de bosques en todo el país. Hernández hizo una petición al Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Banco Central de Honduras (BCH) y el Banco Europeo de Inversiones (BEI), para que den tiempo para invertir capitales en concepto de préstamo para hacerle frente al cambio climático.

“Queremos una ampliación por dos años en cada crédito que nos han dado y el equivalente usarlo de manera agresiva para construir represas grandes, medianas y pequeñas para agua de consumo humano y producción”, dijo Hernández.

En comparecencia de prensa, el Presidente advirtió que “la sequía que vamos a enfrentar este año es dramática. Estamos hablando de algo superior en la falta de agua en comparación al año anterior”.

La proyección tanto en el modelo norteamericano como europeo indican que Honduras y la región centroamericana enfrentarán mayor evapotranspiración del suelo y las plantas, haciendo que la poca humedad superficial del suelo se evapore en los primeros meses del año.

Además con la sequedad, la maleza provocará que los incendios forestales se vuelvan difíciles de controlar, debido a la alta concentración de combustible vegetal y también se darán condiciones favorables para la proliferación de las plagas, como el gorgojo, mosquitos, broca, entre otros.Esto origina que el Gobierno tome acciones y decrete una emergencia.

“Pedimos a la ciudadanía que colabore en el ahorro del agua porque es un problema de todos”: Nasry Asfura, alcalde del Distrito Central

“La declaratoria de emergencia es oportuna para contrarrestar los impactos que dejará el cambio climático, así como para prevenir incendios y hacer un mejor uso del agua. La producción de los pozos se ha venido abajo, apenas alcanza un cincuenta por ciento y en algunos se ha secado”, dijo Francisco Argeñal, meteorólogo de Cenaos.

Según la proyección, la situación se agudizará durante marzo y abril. La atención está puesta en la zona del Corredor Seco.El Gobierno anunció una campaña para hacer un uso racional del agua.

RELACIONADAS