Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2019-10-08

Costa Rica: Expertos discuten cómo usar la naturaleza para enfrentar crisis climática

Los participantes plantearon la necesidad de buscar en la naturaleza los mecanismos para contener el calentamiento global, provocado por la emisión de dióxido de carbono (CO2).

Por AFP

Más de un millar de delegados de todo el mundo, incluidos 30 ministros de medio ambiente, abrieron este martes en Costa Rica un encuentro de tres días para discutir una agenda contra el cambio climático, en medio del escepticismo de los líderes de países grandes, como Estados Unidos y Brasil.

Los participantes plantearon la necesidad de buscar en la naturaleza los mecanismos para contener el calentamiento global, provocado por la emisión de dióxido de carbono (CO2).

El tema dominó la apertura del encuentro en San José, que sirve de preámbulo a la 25 Conferencia de las Partes (COP 25) sobre cambio climático que se efectuará en diciembre en Chile.

"Levantemos la mirada para entender que lo que enfrentamos en materia de cambio climático es nada menos que la existencia de la humanidad", advirtió la diplomática costarricense Christiana Figueres.

Ciencia y economía

La cita de San José congrega hasta el jueves a 1.500 participantes para discutir la agenda climática previa a la COP 25 de Chile.

Figueres encabezó las negociaciones que culminaron con el Acuerdo de París de 2015, en el que 195 países se comprometieron a reducir sus emisiones de CO2 para contener el calentamiento global.

"La ciencia nos ha dicho que para prosperar en este planeta, no solo sobrevivir, no podemos dejar que la temperatura suba más allá de 1,5 grados" centígrados, agregó Figueres.

Sin embargo, el encuentro se realiza ante las señales de escepticismo de países de gran peso en la agenda climática, como Estados Unidos y Brasil, cuyos gobernantes han mostrado desinterés en los compromisos contra el calentamiento global.

El ecologista italiano Marco Lambertini, director general de la organización World Wildlife Fund (WWF), urgió a revertir las dos curvas que tienen al planeta en rojo: el aumento de las emisiones de gases de invernadero y la caída en la biodiversidad.

Para, ello propuso un pacto global alrededor de metas clave como "cero pérdida de hábitats, cero extinción de especies por efecto humano, y reducir a la mitad la huella de la producción y el consumo".

La rumana Christiana Pasca Palmer, secretaria ejecutiva de la Convención sobre Diversidad Biológica, llamó a cambiar el modelo económico global, en el cual el mundo invierte entre 50.000 y 80.000 millones de dólares anuales en biodiversidad, cuando la necesidad es de al menos 300.000 millones.

En el mismo sentido, el ministro costarricense de Medio Ambiente, Carlos Manuel Rodríguez, advirtió que hoy en día se invierte "mucho más en actividades que destruyen la naturaleza que en aquellas que la preservan".

Inversiones

Rodríguez dijo que los subsidios a los combustibles fósiles son 1.000 veces superiores a la inversión en protección de la naturaleza, mientras que actividades de deforestación reciben inversiones 144 veces superiores a la preservación de bosques.

Consideró necesario avanzar a un nuevo modelo económico que se aleje del carbono y adopte a la naturaleza como un aliado.

"En la naturaleza está 30% de la solución al problema climático", sostuvo el ministro de Bosques, Mares y Medio Ambiente de Gabón, Lee White.

En ese sentido, Rodríguez citó el ejemplo de Costa Rica, que en los últimos 30 años aumentó su cobertura forestal de 30% de su territorio a 58%, al tiempo que triplicó el tamaño de su economía.

"Costa Rica ha demostrado que la protección de la naturaleza no es una carga para el crecimiento y el desarrollo", dijo Rodríguez.

Recordó que su gobierno lanzó este año un plan de descarbonización que busca suprimir el uso de combustibles fósiles hasta el año 2050, con un nuevo paradigma en materia de transporte, política fiscal y producción agrícola e industrial.

RELACIONADAS