Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2019-10-04

La NASA responde a Elon Musk, luego de conocer Starship

Elon Musk presentó la versión definitiva de Starship. La nave espacial que no solo llevará a los astronautas del futuro a la Luna o Marte, sino que servirá como base de operaciones durante los primeros meses en otros planetas.

Por Computerhoy.com

Estados Unidos, China y Rusia son las potencias que quieren conquistar nuestro satélite, pero además está SpaceX, la agencia privada de Elon Musk que ha movido ficha de forma firme. Ahora, la NASA dice que serán ellos, y no SpaceX, quienes llegarán a la Luna.

Hace unos días, la compañía de Elon Musk presentó por todo lo alto, como si fuera una rockstar y no con un "perfil bajo" como la NASA u otras agencias, la versión definitiva de Starship. Se trata de la nave espacial que no solo llevará a los astronautas del futuro a la Luna o Marte, sino que servirá como base de operaciones durante los primeros meses en otros planetas.

Teóricamente, la Starship será capaz de transportar 100 astronautas, así como despegar de la Tierra, aterrizar en la Luna o Marte (u otro planeta) y volver a despegar, siendo un cohete reutilizaba que abaratará los viajes espaciales. Básicamente, se comportaría como un avión. Sin embargo, desde la NASA afirman que es su cohete SLS, y no el de SpaceX, la única manera viable de ir a la Luna.

El administrador de la NASA, Jim Bridenstine, realizó unas polémicas declaraciones en Twitter antes del anuncio de Starship: ''Tengo ganas de ver el anuncio de SpaceX. Mientras tanto, Commercial Crew lleva años de retraso y la NASA espera el mismo nivel de entusiasmo por parte de los contribuyentes Norteamericanos. Es hora de cumplir’’.

Con esto, Bridenstine lanzaba una piedra en la dirección de SpaceX y Boeing, las dos compañías encargadas del proyecto Commercial Crew con el que la NASA quiere llevar astronautas en compañías norteamericanas en lugar de utilizar las cápsulas rusas que está usando ahora mismo (para dejar de financiar a los rusos, claro).

Es cierto que el programa lleva años de retraso. Boeing no ha despegado y la Crew Dragon de Elon Musk ha llevado materiales a la Estación Espacial Internacional, pero en otra misión la cápsula explotó y aún no ha sido capaz de transportar astronautas.

Claro, a Musk se le preguntó sobre las palabras del administrador de la NASA y, con bastante mala uva, respondió ‘’¿Ha dicho Commercial Crew o SLS?’’ SLS, o Space Launch System, es el cohete de la NASA que llevará astronautas a la Luna en 2024, pero si Commercial Crew lleva retraso, SLS más aún, ya que no han sido capaces de probar un prototipo.

Bridenstine dice que SLS es la única manera segura de llevar astronautas a la Luna en 2024, pero el retraso del programa y el no haber presentado la nave hace que los contribuyentes tengan dudas, de ahí el ‘’enfado’’ de un administrador que dirige una agencia que tiene como misión ir a la Luna "para quedarse".

Ahora bien, por mucho que la NASA saque el orgullo a relucir, lo cierto es que tendrá que demostrar de lo que es capaz. Y es que, Elon Musk presentó el proyecto de Starship en 2016, y en solo tres años ha conseguido no solo crear la propia nave, sino hacer que despegue y probar sus escudos térmicos.

Veremos si la NASA consigue que su nave SLS llegue a 2024, como está planeado, pero leo cierto es que la ventaja la tiene la Starship de Musk y SpaceX.

RELACIONADAS