Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2019-09-05

EY: Peste porcina en China es una oportunidad comercial para Costa Rica

Una ventaja adicional con la que cuenta Costa Rica es el certificado sanitario unificado para las exportaciones costarricenses de carne de bovino y cerdo hacia China, la cual desde el 2018, facilita el comercio de estas mercancías entre ambos países.

Por estrategiaynegocios.net

Además de la denominada “guerra comercial” entre Estados Unidos y China, el gigante asiático tambalea la balanza comercial del mundo, debido a la Peste Porcina Africana (PPA) a la que se enfrenta desde hace un año.

China se trajo abajo la producción global de carne porcina en un 5% en los últimos meses, debido a este mal. La peste es un virus altamente contagioso que, aunque no causa enfermedad en los humanos, posee tasas de mortalidad cercanas al 100% en cerdos domésticos y un impacto económico significativo, ya que por cada animal que es detectado con la enfermedad, se sacrifica la piara.

Este problema, sin embargo, sugiere una importante oportunidad comercial para Costa Rica, donde la producción de carne porcina superó las 60 mil toneladas métricas, en 2018.

De acuerdo con Juan Nava, director asociado de Mercado y Desarrollo de Negocios de EY para Centroamérica, Panamá y República Dominicana, el país cuenta con algunas ventajas que la convertirían en un buen socio comercial del país asiático, como el competir en mercado abierto y contar con avances muy importantes en temas de mejoramiento genético y en salud animal.

No obstante, una de las ventajas más representativas es que Costa Rica es el único país de la región que cuenta con un Tratado de Libre Comercio con China, el cual les otorga preferencias arancelarias a los productos cárnicos de origen tico.

“Actualmente los productos de carne porcina se encuentran en libre comercio, en el marco del tratado, es decir que no pagan arancel para ingresar al mercado chino. Una ventaja adicional con la que cuenta Costa Rica es el certificado sanitario unificado para las exportaciones costarricenses de carne de bovino y cerdo hacia China, la cual desde el 2018, tiende a facilitar el comercio de estas mercancías entre ambos países”, comentó el experto.

China es el mayor productor y consumidor de cerdo en el mundo y aunque la caída de la producción en ese país es muy difícil de estimar, en el mediano plazo, existirá una demanda insatisfecha de importaciones que no sería fácil de reemplazar debido a los grandes volúmenes implicados.

Nava agregó que, según las proyecciones, las exportaciones totales de carne porcina se incrementen aproximadamente en 8,4%, destacando que China aumentaría sus importaciones de carne porcina hasta un 26%.

Preparándose para el mercado asiático

Aquellas empresas porcicultoras que todavía no exportan a China, pero que estén interesadas en hacerlo, deben acatar una serie de requisitos como el cumplimiento de los estándares de inocuidad del país asiático.

EY, firma líder en servicios de consultoría, auditoría, impuestos, transacciones y legal, pone a disposición de los porcicultores costarricenses una serie de servicios necesarios para colocar sus productos en el gigante asiático, tales como:

Elaboración de los instrumentos financieros.

Gestión para el acceso al financiamiento necesarios para aumentar la producción.

Asesoría para el cumplimiento de los estándares de inocuidad chinos.

Realización de los aspectos reglamentarios necesarios para que los establecimientos estén habilitados para exportar a China.

Análisis del estudio de “market entry” a China, identificando potenciales importadores y distribuidores chinos para los productos costarricenses.

RELACIONADAS