Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2019-08-10

La justicia de Brasil ordena el bloqueo de fortuna de Eike Batista y de sus hijos

El empresario y exmagnate brasileño fue arrestado esta semana por segunda vez en la operación 'Secreto de Midas'

Por Valor Económico

La Fiscalía Federal de Río de Janeiro solicitó un bloqueo de activos por un monto total de 1.600 millones de reales (más de US$400 millones) al empresario Eike Batista y a sus hijos Thor y Olin Batista, siendo 800 millones de reales por daños morales y 800 millones de reales por daños materiales.

La solicitud fue otorgada ayer por el tribunal, mientras que el empresario era arrestado por segunda vez en la operación “Secreto de Midas”, también autorizada por el tribunal y activada por la Fiscalía, en asociación con la Policía Federal.

La acción se se desarrolla como parte del caso ‘Lava Jato’ en Río de Janeiro.

El 7° Tribunal Penal Federal de Río de Janeiro, del juez Marcelo Bretas, determinó el arresto temporal de Eike Batista y la prisión preventiva de Luiz Arthur Andrade Correia, conocido como Zartha. Se investigan los delitos de manipulación del mercado y uso de información privilegiada.

En la práctica, las investigaciones llevadas a cabo desde las operaciones Efficiency y Hashtag, también desarrollos de Lava-Jato, revelaron que las mismas cuentas utilizadas para pagar sobornos al gobernador de Río, anteriormente arrestado, Sérgio Cabral, se utilizaron para manipular acciones de seguridad desde empresas involucradas en hacer negocios con Batista.

La información provino del banquero Eduardo Plass, quien también habría participado en la trama. Según los informes de la Fiscalía, Plass firmó un acuerdo de colaboración ganador y pagará una multa de US$300 millones, además de devolver US$9,2 millones de Eike que están bajo su custodia en el extranjero.

Según las investigaciones, el esquema de pago de tarifas que utilizó The Adviser Investiments (TAI) con sede en Panamá, fue creado por Eduardo Plass y sus socios, propietarios de TAG Bank. Los fiscales informan que, en el curso de las investigaciones, se descubrió que Eike y Luiz Arthur usaron TAI para operar de manera ilícita en los mercados de capital nacionales y extranjeros con el fin de manipular o usar información privilegiada sobre activos que de otra forma estarían cubiertos o no deseados.

En la práctica, la compañía TAI habría funcionado como un banco secundario, actuando ilegalmente como una institución financiera que administraba recursos de terceros, incluso sin autorización legal para hacerlo según los fiscales del grupo que investigan el caso Lava Jato.

El MPF detalló además que TAG Bank, el banco oficial de los mismos socios que TAI, también trabajó como un engranaje en la manipulación del mercado y el esquema de información privilegiada. Además, tanto TAI como Eike tenían cuentas en Credit Suisse de Bahamas que se habrían utilizado para actividades ilícitas bajo el mismo esquema, agregó MPF.

El fiscal dijo que entre 2010 y 2013, los mercados de acciones y bonos de Ventana Gold Corp, Galway Resources Ltd, MMX, MPX y OGX fueron manipulados. También según el MPF, en otros casos se utilizó información privilegiada, como en las negociaciones sobre Burger King y CCX, según la información encontrada por la institución. En total, se gestionaron más de R $ 800 millones.

Además de los arrestos de Eike y Zartha, el MPF informó que también estaba determinada a buscar y confiscar direcciones vinculadas a José Gustavo Costa, ex CEO y director de relaciones con inversores de CCX. Eike Batista fue arrestado por primera vez en enero de 2017.

Aproximadamente tres meses después, dejó el Complejo Penitenciario Gericino en Bangu, al oeste de Río de Janeiro, para enfrentar arresto domiciliario, luego de una decisión del Ministro de la Corte Suprema ( STF) Gilmar Mendes, en su casa en el Jardín Botánico, al sur de Río, donde fue arrestado hoy. La primera condena relacionada con Eike Batista salió en julio del año pasado y estuvo relacionada con la Operación Eficiencia, un despliegue de lavado de autos en Río. El juez Marcelo Bretas condenó a Eike a 30 años de prisión por corrupción activa y lavado de dinero.

La defensa de Eike calificó el arresto como una “medida arbitraria”. En una nota, el abogado del empresario Fernando Martins dijo que el arresto de su cliente fue “decretado en base a presuntos hechos ocurridos entre 2010 y 2013, por lo tanto, sin contemporaneidad y correspondencia de los hechos con los criterios legales requeridos para decretar la medida”.

Martins dijo que también le pedirá a la corte que suspenda la medida de bloqueo.

RELACIONADAS