Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2019-07-01

Lázaro Hernández: detrás de los efectos especiales de Hollywood

Lázaro Hernández, formado entre su país, Costa Rica y EE.UU., trabaja en las grandes producciones de súper héroes en Hollywood

Por Claudia Contreras, estrategiaynegocios.net

De pequeño soñaba con hacer cine. Jugaba con la cámara de su papá y pensaba: puedo vivir de esto. Hoy es previsualizador y postvisualizador en The Third Floor, el estudio que dio vida a los efectos especiales de Capitana Marvel, y más reciente a la película Pokémon: detective Pikachú.

Su trabajo es proponer las escenas más locas con animación por ordenador, luego el director de cine y de fotografía de cada película elige qué utilizará. Es el trabajo previo de planear tomas y grabar una escena de acción. El salvadoreño Lázaro Hernández es parte de ese prestigioso estudio de visualización.

En su portafolio, suma ser parte del equipo de previsualizadores detrás de Capitana Marvel, X-Men: Dark Phoenix y Aquaman. Estudió comunicaciones en la Universidad José Matías Delgado de El Salvador, animación digital en la Universidad VERITAS de Costa Rica y dirección de cine en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA). “En previsualización nos dan el storyboard (guión gráfico) de la producción y nosotros lo ampliamos para hacerlo más detallados y apegado al guión. Trabajamos muy en conjunto con el director de fotografía”.

¿Cómo llegó hasta Hollywood? Luego de terminar la licenciatura en comunicaciones en El Salvador ganó una beca para estudiar animación en la Universidad VERITAS. Ahí encontró su pasión por la animación digital. “Me di cuenta que hay amplio margen de trabajo, no sólo cine, sino series animadas, cortos comerciales, visualización médica, arquitectónicas, etc. Me gustó mucho el cine desde pequeño. Me enfoqué en dirigir cortometrajes en Veritas. Gracias a la experiencia que da la universidad, me di cuenta de posiciones que uno puede optar”. VERITAS es la cuarta mejor escuela de animación de Latinoamérica, está en las 100 mejores. Estudió dirección de cine en UCLA.

Con más del 50% de materias cursadas en California, comenzó a buscar trabajo. Después de aplicar a más de 250 puestos, de intentarlo de muchas formas, comenzó a utilizar LinkedIn. “Así conseguí varias revisiones de portafolios en el mismo puesto que yo buscaba, logré orientación, logré feedback. Poco a poco, llegué a un estudio que fue abierto para recibirme, sabiendo que no tenía experiencia en cine”, explicó. “Halon Entertainment fue el primer estudio que me abrió las puertas”, añadió. Este estudio hace previsualización para películas y para videojuegos. “Así hice Aquaman, después me moví al mejor estudio de previsualización del mundo, y comencé trabajando para Disney y Capitana Marvel”.

¿Cómo lo logró obtener una oportunidad en Halon Entertainment? “Al final de la entrevista dije: Sé que no tengo un portafolio de grandes películas, pero estoy listo para entrar a la gran industria. Eso les gustó. Dos meses después me llamaron por teléfono, mi primera película fue Dark Phoenix de X Men”, explicó.

Talleres 24/7

IMG_9697(800x600)

Ser previsualizador de Marvel, Disney o de DC Comics no solo es el sueño de un centroamericano, “es el sueño de cualquier persona en cualquier parte del mundo. Mis compañeros son franceses, coreanos, chinos, austríacos, alemanes”, apuntó Hernández. Agregó: “Me siento privilegiado en tener un puesto de trabajo como estos. Incluso los nacidos acá no pueden agenciarse un puesto de esto”. Después de haber estudiado tres carreras, Lázaro insiste que lo primero que aconseja es luchar por su sueños y escoger una buena universidad para cumplirlos.

En Costa Rica, Veritas tiene laboratorios abiertos las 24 horas. “Uno entra y se puede trabajar todo el día. Tuve mucha interacción, mucha hermandad con mis compañeros y aprendí mucho de ellos”, apuntó. También aconseja que para cumplir un sueño profesional es: lo más importante es conocerse a sí mismo y tener un plan. ¿Se puede vivir de la animación? Lázaro respondió que después de estudiar en Costa Rica se dio cuenta que existe un mercado más global donde incluso pueden trabajar desde Costa Rica.

Opuesto a la era de “Hazlo tu mismo”, para Hernández estudiar e ir a la universidad es la mejor forma para acelerar tu conocimiento. “La animación requiere mucha técnica y conocimiento artístico a la vez. Te tiene que gustar estar 16 horas frente a un monitor. No cualquier perfil llena ese perfil. La Universidad lo que hace es darte una curva acelerada de conocimiento”, agregó. Eso lo logró en la Universidad José Matías Delgado. “Recomiendo estudiar porque te da brochazos de qué te gusta”.

Hernández también ha sido autodidacta. Aprendió Adobe Photoshop viendo tutoriales de YouTube antes de iniciar su carrera de animación. Insiste: “Uno puede llegar a lo mismo: ser autodidacta y conocer de todas las áreas que uno quiera, pero la educación en la universidad te acelera el paso”. También agregó que la interacción entre profesores y compañeros fortalece tu sistema educativo.

Perfección en cada cuadro

Lázaro se autodefine como perfeccionista. “Mi experiencia fue al inicio un poco ruda, de aguantar mucho, el hecho de que se me fuera un detalle, de 300 cuadros, uno quedó malo. Esa es presión, porque uno es perfeccionista”. Ama su trabajo. “Es muy bonito, cada día es diferente, cada día ves algo diferente. Cada día hay una toma diferente de hacer. Busqué un trabajo para hacerlo toda mi vida”, apuntó. Hernández quiere dirigir un cortometraje y una película.

Mejorar la oferta educativa
Para Hernández, el principal problema de El Salvador es que no existe educación en arte comercial. También agrega: “Debe de haber mejor educación desde parvularia para que cuando lleguen a la universidad lleguen con más conocimiento general de las cosas”.
En El Salvador existe un premio a la animación digital producida de forma local. Hernández insistió que primero hay que enseñar cine, luego premiar la animación. “El Ministerio de Economía se gasta US$1.5 millones al año en producciones y en un festival de animación. El Ministerio dice que es para incentivar la innovación, el empleo, pero es una curita, un parche, a la larga lo que debería de ser más factible es a largo plazo es agarrar ese US$1.5 millones para crear una escuela de cine, luego de animación. Primero debe de haber cine”.

RELACIONADAS