Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2019-06-27
Galeria  Ver Fotogalería

Top 5 de bancos de Costa Rica por sus activos y depósitos

Bajo crecimiento de la cartera de préstamos, de los depósitos y una merma en las utilidades de las entidades bancarias, en el año 2018.

Por estrategiaynegocios.net

El entorno comercial de los bancos costarricenses seguirá siendo desafiante, mientras el gobierno no soluciones sus necesidades fiscales y financieras, por tanto, continuará registrándose presión sobre el crecimiento de préstamos, la calidad de activos y la rentabilidad, aunque los indicadores de liquidez y capital se mantendrán estables, concluye Rolando Martínez Director Senior de Fitch.

De acuerdo al Ranking de Bancos de E&N, el 2018 se caracterizó por ser un periodo de pobre desempeño en el Sistema Financiero de ese país, ya que los Activos registraron un decrecimiento de -1%, mientras la Cartera Neta creció en apenas 0,1%.

En la Perspectiva de Fitch Ratings 2019: Bancos Latinoamericanos, la agencia calificadora otorga una proyección negativa, ya que valora que las entidades seguirán enfrentando –al igual que en 2018- un entorno operativo desfavorable que incluye un crecimiento crediticio limitado, una cantidad de préstamos en deterioro, un alza en los costos de fondeo y presión sobre las utilidades.

Martínez, Director Senior de Fitch y Jefe de la Instituciones Financieras de esa entidad, valora que la incertidumbre generada por las limitaciones de financiamiento severas del gobierno costarricense seguirá afectando el entorno comercial y debilitará la calidad de los préstamos de la banca.
“Si bien los préstamos vencidos de los bancos podrían alcanzar 3% de los préstamos brutos, este indicador no excederá dicho nivel porque es un tope regulatorio. Dado lo anterior, el deterioro de la cartera se traducirá en una proporción más alta de castigos o préstamos reestructurados”, apuntó.

Asimismo, “los balances altamente dolarizados podrían enfrentar devaluaciones nuevas que pondrían en peligro los repagos de deuda de los clientes, en especial para aquellos deudores que no generan dólares. Esto podría aumentar la posibilidad de una deterioro mayor de calidad de activos”, agregó.

De cara al 2019, Fitch espera que la desaceleración en el crecimiento crediticio se mantenga este año, con una tasa de crecimiento que no exceda 5%, nivel inferior al crecimiento observado en años anteriores. También estima un crecimiento de depósitos bajo cercano a 4%, lo que podría ejercer presión sobre la capacidad de colocación de préstamos.
“Por otra parte, en 2019 un aspecto clave será la capacidad de la banca para adaptarse a variaciones en las tasas de interés local, el tipo de cambio y en los niveles de empleo, de modo de mantener bajo control sus márgenes y calidad de carteras”, concluyó Martínez.

Por su parte Marcelo De Gruttola, de Moody´s, señaló que Costa Rica es uno de los soberanos que tienen perspectiva Negativa por temas puntuales de liquidez del soberano, y reiteró que esto es importante para el entorno operativo de los bancos.

“Afecta por tanto a los tomadores de préstamos por el alza de las tasas y la devaluación de la moneda”, indicó De Gruttola.

Captura de Pantalla 2019-06-27 a la(s) 11.3(800x600)

Captura de Pantalla 2019-06-27 a la(s) 11.4(800x600)

RELACIONADAS