Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2019-06-23

¿Qué impide el avance de la Economía Circular? Sesgos mentales: el caso centroamericano

Una de las quejas frecuentes del sector empresarial centroamericano es el alto costo de la factura energética en sus procesos de fabricación.

Por estrategiaynegocios.net

Muchos sectores han comprendido la importancia de introducir estrategias sostenibles en la cadena de producción para reducir riesgos y disminuir costos. No obstante, la región centroamericana está lejos de dinamizar un crecimiento económico verde e inclusivo.
En criterio de Esteban Gracias, oficial económico superior en la Embajada de los Países Bajos en Centroamérica, las presiones de corto plazo y la urgencia por la inmediatez de resultados, inhiben la posibilidad de invertir recursos en la transformación productiva sostenible. Se desaprovecha la oportunidad de crear valor en el negocio mediante la innovación de procesos, productos y modelos; de pensar en el largo plazo.
La región debe primero cambiar de mentalidad, por parte de productores de bienes y servicios y de los consumidores. Existe el sesgo de pensar la economía circular como sinónimo de reciclaje y no en sus distintas fases, por ejemplo, aplicaciones útiles con los materiales recuperados y reciclados o, extender la vida útil del producto y sus partes mediante estrategias de reutilización del producto desechado para otros fines, la remanufactura, restauración de productos viejos y actualización o la preparación y el mantenimiento.

Gracias menciona que la tradicional categorización entre bienes y servicios se está diluyendo en países donde el modelo circular ha alcanzado cierta madurez, porque se ha introducido el concepto de productos como servicios con un alto componente tecnológico para el procesamiento de materiales y oferta de servicios. Bajo este esquema, los consumidores pasan a ser suscriptores en vez de propietarios de los productos y con ello se libera de los costos de mantenimiento, obligando a las empresas a diseñar y fabricar productos de mayor calidad, durabilidad y funcionalidad.

A pesar del letargo regional para romper con el patrón lineal, hay luces encendidas que prometen avanzar hacia la circularidad. La presencia de multinacionales y grandes empresas ejercen sin duda presión, lo mismo que las cadenas globales de valor; los compromisos-país para generar energías renovables, la escalada de programas de reciclaje y de extensión de vida útil de los productos y sus partes, así como el cada vez mayor activismo ambiental.

RELACIONADAS