Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2019-06-19

Honduras: Policías usan bombas lacrimógenas contra su director

Los cuerpos especiales de la policía hondureña se mantienen en huelga en reclamo de derechos laborales y de la falta del pago de un bono.

Por El Heraldo

La protesta de los efectivos de la Tropa de Inteligencia y Grupos de Respuesta Especial de Seguridad (Tigres) se elevó de tono este miércoles al extremo de sacar con bombas lacrimógenas al director de la Policía Nacional, José David Aguilar Morán.

El alto mando de la institución armada llegó al filo de la 1:00 de la tarde a la sede de la Dirección Nacional de Fuerzas Especiales para dialogar y llegar a arreglos con los elementos que se encuentran de brazos caídos.

De manera repentina fueron disparadas varias bombas lacrimógenas, por lo que, Aguilar Morán abordó el vehículo que lo trasladó hacia el lugar, saliendo de inmediato junto al automotor que lo escolta.

Desde la noche del martes anterior, los policías Tigres se encuentran en protesta ante la violación de sus derechos y otras exigencias que no se les ha cumplido por parte de las autoridades policiales.

Agentes preventivos del cuartel general de Casamata acompañan la acción de los Tigres, por lo que, han paralizado sus labores y en donde también se han lanzado bombas lacrimógenas por otros uniformados.

La problemática

Cientos de policías de fuerzas especiales de Honduras se declararon este miércoles en "huelga de brazos caídos" por tiempo indefinido, en protesta contra el "acoso laboral" y precarias condiciones de trabajo, informaron líderes de la iniciativa.

Cerca de 300 policías, integrantes del cuerpo de elite que desarrolla tareas antimotines y contra el narcotráfico, se atrincheraron en la sede del comando 'Cobras', en el este de Tegucigalpa.

Allí, reclaman por "hostigamiento laboral (..) y abuso de autoridad por parte de muchos jefes", detallaron en un comunicado.

Los manifestantes denunciaron que se les da "pésima comida", que los mandan a misiones sin cubrir sus gastos y que se les niegan derechos laborales, por lo que se sienten como "objetos desechables".

También se quejaron de que les es negada la opción de retiro voluntario, y de que el equipo logístico a su disposición es "insuficiente" para sus labores.

Ante las quejas, el Secretaría de Seguridad anunció en un comunicado que la dirección de la policía "ordenó la revisión de las jornadas de labores", al reconocer que ha habido duplicidad de turnos (..) para atender la situación que atraviesa el país".

Además, el ministerio añadió que está en gestiones con la cartera de Finanzas para lograr un mayor presupuesto que permita implementar mejoras salariales para los policías.

Ante la respuesta, los policías en protesta discutirán en horas de la tarde si continúan con la medida de fuerza.

Entre otros problemas, Honduras es escenario desde hace un mes de manifestaciones y bloqueos de calles por parte de médicos y docentes, contra medidas del gobierno que consideran una privatización de la salud y la educación.

En esos eventos, la policía ha desalojado con gases lacrimógenos a manifestantes que han contraatacado con piedras, dejando numerosos heridos en ambos bandos.

Según informó el Secretaría de Seguridad, la fuerza ya recibió el decimocuarto mes de salario, que se entrega en junio cada año, además minimizó la protesta.

Con información de AFP y El Heraldo.

RELACIONADAS