Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2019-06-09

EEUU retira juegos y educación a niños migrantes detenidos

Los refugios para menores indocumentados en Estados Unidos contaban con salas de clase, canchas de fútbol y realizaban talleres artísticos, para entretener a los pequeños, pero esta semana, el gobierno de Donald Trump eliminó todos esos cuidados por falta de fondos.

Por AFP

Unos 2.300 adolescentes, que oscialn entre las edades de 13 a 17 años, viven en uno de los refugios para menores inmigrantes de Homestead, 72km al sur de Miami, el cual esta semana eliminó las salas de clase, canchas de fútbol y talleres artísticos, que suponen alejarlos por un momento de su calidad de detenido.

¿La razón? El gobierno de Donald Trump eliminó todos esos cuidados por falta de fondos.

Por esta situación, en el centro de Hempstead, la espera de los menores, para ser reintegrados con sus familias, será más larga.

Autoridades del Departamento de Salud, a cargo de estos centros, señalan que tienen que hacer estas reducciones hasta que el Congreso les adjudique los fondos necesarios.

“Ellos deben ser reubicados con familias patrocinadoras o en caso de que eso no pueda pasar, ellos deben estar en un lugar seguro, es decir no como una prisión, donde puedan ir y venir, un lugar con licencia de cuidado de menores como casas hogar u otros lugares que puedan cuidar a los niños y está sucediendo lo contrario”, dijo la abogada Carrie Feit, a la AFP.

Unos 13.200 niños y adolescentes, la mayoría centroamericanos, están retenidos en los 168 refugios para menores en 23 estados del país.

Los menores que cruzan la frontera sin un representante adulto son clasificados como Niños Extranjeros No Acompañados y enviados a los centros de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados, donde viven hasta que pueden ser entregados a sus padres o familiares. Si esto no pasa, cuando cumplen 18, los jóvenes son entregados a la oficina de migración (ICE).

RELACIONADAS