Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2019-04-14

Viviendas ganan altura en El Salvador

El sector inmobiliario salvadoreño rompió con una década de magros resultados y ahora va por su tercer año de crecimiento.

Por José Barrera, estrategiaynegocios.net

El sector inmobialiario en el mercado salvadoreño vive un período de empuje, como resultado del boom que experimenta la construcción de los primeros proyectos de uso mixto en el país, entre los que destaca Millennium Plaza, que está en proceso de construcción y que incluye una torre de 30 pisos, la cual se establecerá como la más alta de El Salvador.

El proyecto es ejecutado por Inversiones SIMCO, el brazo inmobiliario del local Grupo Simán. La primera fase de Millennium Plaza se estima que podría estar concluida el próximo año y será una torre de 30 pisos de altura, los que se distribuirán en parqueos, oficinas, restaurantes y hasta una terraza (skydeck) en el último piso, para observar la capital salvadoreña.
Otro de los gigantes en desarrollo es la Plaza Presidente, ejecutado por Inversiones Bosch, un complejo de uso mixto, de 23 niveles y de US$85 millones, donde también se construirán apartamentos, un hotel y centro comercial.
En tanto Urbánica sigue desarrollando el Distrito El Espino, un exclusivo polo donde ya administra proyectos como Portal del Casco y ahora ejecuta obras para un centro comercial y edificios de apartamentos. También este año iniciará la construcción del proyecto Casa 159, nueva torre de apartamentos de Inversiones Bolívar que se levantará en la Colonia San Benito. Tendrá 22 niveles y 88 apartamentos.

El auge está cambiando el skyline de la capital y redefiniendo el concepto de vivienda, algo acorde a los tiempos, de familias compactas y vidas más conectadas, además de la búsqueda de cercanía a los centros de interés y menos impacto diario del tráfico.
De acuerdo con datos de la Cámara Salvadoreña de la Industria de la Construcción, a inicios de 2019 se reportaban 76 nuevos proyectos habitacionales distribuidos en fases de planificación, trámites y construcción, obras que se prevé entreguen a la plaza al menos 3.000 nuevas viviendas de aquí a 2021.
El desarrollo, sin embargo, se concentra en las zonas más exclusivas de un circuito compuesto por la zona poniente de la capital, San Salvador, Antiguo Cuscatlán y la vecina Santa Tecla, zonas donde también se han desarrollado centros comerciales, plazas y edificios corporativos. Wilfredo Arévalo, presidente de la Cámara Salvadoreña de Bienes Raíces (CSBR), explicó que tanto el poniente de San Salvador, Antiguo Cuscatlán y Santa Tecla se están saturando.

“Son las zonas más atractivas y todo mundo quiere vivir ahí. En Santa Tecla veo varios desarrollos de edificios no solo de las colonias Miramonte y San Benito (en San Salvador)”, dijo el líder gremial.

Diego de Sola, director ejecutivo de Inversiones Bolívar, señaló que con el boom del sector también se ha generado un mercado más sofisticado que lleva a los desarrolladores a aportar más valor agregado. “Nosotros desde hace tiempo venimos trabajando amenidades, ya que debe ser un edificio que respire calidad, que se sienta”, puntualizó el ejecutivo de Inversiones Bolívar, grupo inmobiliario que ha desarrollado con éxito varios proyectos habitacionales dirigidos al segmento premium de consumidores, entre los que están Avitat, Casas del Árbol y actualmente, Casa 159 en la Colonia San Benito.

RELACIONADAS