Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2019-04-12

Expertos recomiendan a América Latina renovar su relación con China

'China es un aliado clave para nuestra región. No solo es el segundo socio comercial -y el primero de América del Sur-, sino que ha asumido con fuerza la defensa de la cooperación multilateral', resaltó Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal.

Por AFP

Pese a la preocupación que genera la desaceleración de su economía, China es un socio clave para América Latina, que enfrenta ahora el desafío de diversificar su canasta exportadora, centrada casi exclusivamente en materias primas.

Expertos reunidos en la III Conferencia Internacional China y América Latina, celebrada este jueves en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en Santiago, resaltaron la importancia del gigante asiático para el desempeño de los países de la región. En especial, para los países sudamericanos, que tienen a China como su principal socio comercial.

"China es un aliado clave para nuestra región. No solo es el segundo socio comercial -y el primero de América del Sur-, sino que ha asumido con fuerza la defensa de la cooperación multilateral", resaltó Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, al inaugurar la conferencia en Santiago.

El organismo técnico de las Naciones Unidas rebajó este jueves su estimación de crecimiento para América Latina en 2019, desde un 1,7% previsto en diciembre a un 1,3%, ante el deterioro del escenario externo por la continuidad de la guerra comercial entre China y Estados Unidos.

En el caso específico de China, "al igual que en los últimos años sigue presente la preocupación por la evolución de la economía", sobre la que se espera una nueva desaceleración este año, con una expansión del 6,2% en su PIB.

Si bien algunos países como Brasil se han visto beneficiados con esta 'guerra comercial', por el desvío transitorio de las exportaciones, especialmente de soja, se espera a mediano plazo que la incertidumbre mundial repercuta negativamente sobre la región. El impacto se prevé sobre todo en el valor de las materias primas, motor del crecimiento regional.

Luis Antonio Paulino, director del Instituto Confucio de la Universidad Paulista de Brasil, dijo en el foro que "la continuidad de la guerra comercial puede provocar una escalada proteccionista con un impacto en el precio de las materias primas".

Punto de inflexión

El comercio entre China y América Latina bordeó los 266.000 millones de dólares en 2017. Un 10% de las exportaciones regionales tuvieron a China como destino, mientras que el país asiático fue el origen de cerca del 18% de las importaciones.

Especialistas consideraron que todavía es muy reducido el número de productos que envía la región a China, entre los que se destacan soja, cobre, hierro, madera, harina de pescado y azúcar.

"Estamos en un punto de inflexión. Después del 'boom de los comodities' en el que nos vimos muy beneficiados, ahora estamos en una nueva etapa", plantea a la AFP Keiji Inoue, especialista de la División de Comercio Internacional e Integración de la Cepal.

Para Inoue "es el momento de que la región comience a producir productos más atractivos para el mercado chino", que tras superar el 50% de su urbanización cambió mucho sus patrones de consumo.

Además de productos con mayor tecnología, la agricultura ofrece un importante potencial para diversificar las exportaciones regionales a China, de acuerdo al experto, que exhorta a los países de la región a avanzar hacia una relación con China "renovada".

Por ejemplo, se destaca el envío de alimentos procesados, para satisfacer las necesidades de la creciente clase media que ha emigrado del campo a las ciudades en los últimos años, cambiando su consumo. Los expertos también destacaron la oportunidad de los servicios, otro sector a explorar por los países de América Latina, que presentan gran experiencia en el área.

RELACIONADAS