Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2019-03-08

LTE-A despegó en cinco países latinoamericanos durante 2018

Las redes LTE-Advanced (LTE-A) permiten velocidades de descarga teóricas que sobrepasan 1 Gbps y permiten el uso combinado de bloques de espectro para permitir mayores anchos de banda mediante agregación de portadoras.

Por estrategiaynegocios.net

Entre enero y diciembre de 2018 se desplegaron nuevas redes LTE-Avanzado (LTE-A) en cinco países de América Latina y el Caribe hispanoparlante, como producto de nuevas asignaciones de espectro e inversiones de los operadores para continuar con la evolución de las redes 4G.

Como resultado, ahora existen redes LTE-A disponibles en 13 de 19 países de la región, de acuerdo con un relevamiento de 5G Americas basado en información publicada por los organismos reguladores y operadores de telecomunicaciones. Esta información se presenta como un conteo ilustrativo para dar seguimiento al desarrollo de LTE en la región.

LTE-A es una evolución de la tecnología de cuarta generación (4G) LTE. Definida en las especificaciones del Release 10 del 3GPP en adelante, permite ofrecer velocidades de descarga pico teóricas que sobrepasan 1 Gbps, y habilita a un uso más eficiente del espectro radioeléctrico, gracias a la técnica de agregación de portadoras (carrier aggregation, CA), entre otras ventajas.

Al cierre de 2017, solo 8 de 19 países contaban con al menos un despliegue comercial de LTE-A. Durante 2018 se desplegaron nuevas redes con esta tecnología por primera vez en Colombia, Costa Rica, Guatemala, México y Panamá. De los países en los que se desplegaron redes LTE-A, tres de ellos — Costa Rica, México y Panamá— han licenciado nuevo espectro entre 2017 y 2018, lo que da cuenta de la importancia de asignar este recurso para permitir el desarrollo tecnológico.

De acuerdo con la información a disposición de 5G Americas, en promedio los despliegues comerciales LTE-A han ocurrido en promedio 46 meses después del inicio de operaciones de las redes LTE, es decir, luego de casi cuatro años.

Hasta 2018 aún existían seis países en donde no se han desplegado redes LTE-A: Bolivia, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Paraguay y Venezuela. El relevamiento indica que la mayoría de las redes LTE en la región fueron lanzadas entre los años 2012 y 2014 y la mayoría de los inicios de operaciones LTE-A han ocurrido entre 2016 y 2018.

Es importante que las administraciones nacionales pongan a disposición de los operadores espectro disponible en bandas como 700 MHz, 1,9 GHz, 1,7/2,1 GHz (conocida como AWS) y 2,5 GHz, por ser bandas que ya cuentan con ecosistemas de tecnología y que han promovido el desarrollo de conectividad 4G en varios mercados de la región.

d2c5e962-f067-45b3-8ed8-c981957ca396(1024x768)

RELACIONADAS