Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2019-03-08
Woman sketching a business plan on a placard at a creative office

El Salvador: Mujeres en desventaja ante los hombres para encontrar empleos

Un estudio encontró que hay más mujeres en El Salvador que no estudian ni trabajan en comparación con los hombres.

Por El Mundo (El Salvador)

En El Salvador, los hombres tienen más oportunidades de encontrar un empleo que las mujeres, reveló un estudio realizado por Catholic Relief Services (CRS) y la Fundación de Estudios para el Desarrollo Económico y Social (Fusades).

El tanque de pensamiento realizó un segundo estudio longitudinal del programa Jóvenes Constructores que CRS desarrolla en zonas de altos índices de pobreza y criminalidad en El Salvador y Honduras, a través de su proyecto Senderos Juveniles de Centroamérica.

Jóvenes Constructores atiende a personas entre los 16 y 25 años que no trabajan ni estudian. Se enfoca en capacitaciones sobre formación vocacional para la vida, trabajo y emprendimiento. Pese a los buenos resultados sobre el impacto del programa en su población objetiva, encontró que los hombres tienen mayores oportunidades para alcanzar una inserción favorable, es decir, un empleo con las condiciones legales.

Margarita Beneke, directora del Centro de Investigación y Estadísticas (CIE) de Fusades, detalló que entre los factores que inciden en la inserción laboral ser hombre da una ventaja de 1.8 puntos de probabilidad para encontrar un empleo frente a las mujeres.

Más resultados

Jóvenes Constructores se ejecuta en los municipios de San Salvador, Mejicanos, Soyapango, Ciudad Arce y Santa Ana, donde se capacitan en la obtención de un empleo, regreso de estudios y autoempleo.

Cuando la evaluación de Fusades inició, hace dos años, el 72 % de los jóvenes no estudiaban ni trabajaban, porcentaje que se redujo a 25 % en la última actualización del estudio.

“La juventud salvadoreña enfrenta muchos desafíos: altas tasas de violencia y desempleo. La filosofía de CRS es que los jóvenes, incluso en los barrios más pobres y conflictivos, tiene el poder de cambiar sus vidas, solo necesitan apoyo”, comentó Holly Inurreta, representante país de CRS.

En la línea base del estudio, el 67 % de los beneficiados indicó que se sentía nada o poco listo para buscar un empleo, y para este año un 83 % ya se muestra preparado o muy preparado.

Al inicio del programa, el 25 % de la población objetiva indicó que se sentía preparada o muy preparada para establecer su propio negocio. Ese nivel aumentó a 80 % en el primer estudio y para la última evaluación se redujo a 55 %. “Significa que hay algo que se necesita mejorar”, indicó Beneke.

RELACIONADAS