Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2019-03-04

Nuevo polo de atracción empresarial inició operaciones en Costa Rica

Dirigido a compañías de negocios y servicios bajo régimen de zona franca. Serán cinco edificios de oficinas para una inversión de US$98 millones en total.

Por estrategiaynegocios.net

El Centro Corporativo La Lima -con lo último en tecnología y eficiencia operativa-, inauguró oficialmente, hoy, sus instalaciones ubicadas en Zona Franca La Lima, en Cartago. El proyecto, desarrollado por la inmobiliaria Garnier & Garnier, se dirige a compañías de diversos sectores que operan bajo el régimen de zona franca, tales como servicios compartidos, ingeniería, informática, centros de contacto e investigación y desarrollo, entre otros.

Este complejo de oficinas se ubica en un terreno de ocho hectáreas (80.000 m2) y contempla la construcción de hasta cinco edificios de cuatro pisos cada uno (tres plantas con áreas rentables y una de parqueo bajo techo), para una inversión aproximada de US$98 millones al completar todas las etapas del proyecto. La apertura de su primer edificio se dio en septiembre de 2018, con la instalación de la empresa estadounidense, Align Technology, dedicada al diseño y a la fabricación de sistemas de alineamiento dental y odontología restaurativa.

El Centro Corporativo La Lima se localiza en una provincia de alto potencial de desarrollo y se caracteriza por brindar una oferta de valor diferenciada en términos de talento humano calificado, servicios de calidad, tecnología de punta, programa de sostenibilidad, así como de una infraestructura moderna y eficiente.

rVqE30L6(800x600)

La Ministra de Comercio Exterior, Dyalá Jiménez, resaltó, “Desde hace varios años, Cartago ha tenido un crecimiento importante en el establecimiento de empresas multinacionales y hoy, esta provincia, es hogar de más de 30 compañías que abarcan distintos sectores como servicios, manufactura avanzada y ciencias de la vida. Esta alianza de Cartago con el Centro Corporativo La Lima será capaz de generar buenos empleos directos e indirectos, con lo cual mejora la calidad de vida de las personas y se fomentan los encadenamientos productivos con los demás sectores de la economía. Desde el Gobierno Central continuaremos trabajando para generar las condiciones óptimas para que compañías de prestigio encuentren un socio estratégico para sus operaciones, de la mano con centros corporativos como La Lima.”

Philippe Garnier, Presidente y CEO de Garnier & Garnier, comentó que, “Una de las principales razones por las que decidimos desarrollar el Centro Corporativo La Lima en Cartago, es por el recurso humano calificado con el que cuentan tanto la provincia como las zonas aledañas. Se trata de una población con un óptimo nivel académico, multilingüe y con uno de los mejores índices de alfabetización del país. Además, los residentes y quienes trabajan en la zona muestran altos niveles de fidelidad; esto se traduce en índices de rotación menores al 4 % anual. Sin duda, un gran atractivo para las compañías que deseen instalar o potenciar sus operaciones en Costa Rica, de la mano de una provincia que ofrece múltiples beneficios al sector empresarial y de un centro corporativo equipado, adecuadamente, para sus necesidades. ¡El talento es nuestro mejor vecino!”

Según Jorge Sequeira, Director General de CINDE, la implementación de este centro corporativo de servicios viene a robustecer la oferta disponible en la zona este de la capital, que en los últimos meses ha mostrado un gran dinamismo en la atracción de empresas multinacionales del sector. “Solo el año pasado CINDE reportó la creación de más de 3.100 puestos de trabajo en el sector de servicios. Nos complace esta inversión en Cartago, la cual estamos seguros contribuirá en 2019 a seguir llevando los beneficios de la IED a más costarricenses. Hoy los más de 65.000 costarricenses que trabajan en empresas de servicios del país son testigos de las oportunidades de crecimiento que estas compañías brindan a través de empleos de calidad”, concluyó Sequeira.

Los cuatro edificios restantes del Centro Corporativo La Lima se construirán en función de la demanda del mercado y se espera generar alrededor de 4.500 empleos directos, cuando el complejo funcione a su máxima capacidad.

Instalaciones pensadas en el confort de los usuarios

“Garnier & Garnier posee una amplia experiencia en el desarrollo de oficentros y las buenas prácticas aprendidas de otros proyectos se reflejan en el Centro Corporativo La Lima. Por ejemplo, los cinco edificios se diseñaron para tener una alta eficiencia energética e iluminación natural a través de ventanales. Cada piso de oficinas comprende 3.000 m2, con amplios espacios y pocas columnas para garantizar una mejor distribución interna, la cual trabajamos en conjunto con nuestros clientes”, comentó Fernando Carazo, Gerente General de Zona Franca La Lima.

Una de las características diferenciadoras del Centro es que ofrece la modalidad de espacio flexible (flex space) estilo plug & play, lo que significa que las empresas pueden rentar oficinas totalmente amuebladas, para iniciar operaciones de inmediato. Pueden usarse para trabajos remotos o temporales, por planes de crecimiento e inclusive, como oficina satélite para los colaboradores que residen en el este del Gran Área Metropolitana (GAM).

Adicionalmente, posee redundancia en electricidad, agua potable y telecomunicaciones, e internet por fibra óptica. Cuenta con más de 130.000 m2 para parqueo en exteriores y bajo techo, amplias zonas verdes para la recreación, vistas a las montañas, un riguroso sistema de seguridad, clínica médica y acceso a transporte público (autobús o tren), a centros de estudio (tanto en la provincia como en la zona este), comercios, restaurantes y sitios de entretenimiento.

Las instalaciones están diseñadas con base en las necesidades de las empresas y sus colaboradores, por lo que, para mediados de 2019, el parque contará con un complejo recreativo que incluye dos canchas deportivas (de fútbol cinco y multiuso), duchas y un circuito de atletismo. A futuro, también tendrá un área de máquinas para hacer ejercicios al aire libre, un deck de yoga y hasta una ciclovía.

El proyecto integra una estrategia de sostenibilidad, tanto a nivel ambiental como en las comunidades cercanas con las que pretende crear un fuerte vínculo como un valioso vecino.

¿Por qué un centro corporativo en Cartago?

Según un estudio de Triada Research, Analysis & Planning acerca de la población de Cartago (octubre, 2018), un 44,3 % de las personas cuenta con estudios universitarios y un 35,9 % se graduó de secundaria o de un colegio técnico, lo que denota un talento humano de calidad en la zona. Lo anterior, se ve respaldado por las oportunidades de educación que ofrece Cartago; específicamente, alberga la sede central del Tecnológico de Costa Rica (TEC), el Colegio Universitario de Cartago (CUC) y el Colegio Vocacional de Artes y Oficios (COVAO), que es el técnico más grande del país. Asimismo, cuenta con seis centros de formación técnica del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) y más de 70 colegios.

Adicionalmente, el estudio arrojó que 142.129 personas se desplazan fuera de la provincia, todos los días, para trabajar. De estas, un 91,2 % prefiere laborar en una empresa en Cartago –con condiciones similares a las de su puesto actual-, para ahorrar tiempo en traslados y dinero, así como tener una mejor calidad de vida.

La Zona Económica Especial Cartago (ZEEC) es, también, uno de los factores claves para la inversión extranjera directa en la provincia. Esta estrategia posee un papel primordial para fortalecer el vínculo entre los sectores empresarial, académico y gubernamental, lo que favorece la competitividad y el establecimiento de compañías en la zona.

“En estos primeros 10 años de labores, apoyamos la creación de 7.000 empleos directos, gracias a la llegada de más de 25 empresas transnacionales a Cartago. Además, impulsamos negocios por más de US$5,000,000 mediante tres encuentros de encadenamientos productivos, en los que participaron 170 pymes de la zona y 100 compañías con presencia alrededor del mundo”, señaló Silvia Hidalgo, Coordinadora de la Zona Económica Especial Cartago.

Otro aspecto a favor de Cartago y que denotó el estudio realizado por Triada Research, Analysis & Planning, es que cerca de un 68 % de su población laboral oscila entre los 25 y 44 años de edad. Esto se refiere a que son personas altamente productivas y con gran capacidad de desarrollo.

Finalmente, la amplia cobertura y las tarifas competitivas en electricidad y telecomunicaciones son llamativas para la instalación de empresas en la zona.

RELACIONADAS