Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2019-02-13
Imagen de referencia. El Heraldo.

Migrantes en zona fronteriza de México se enfrentan a la policía

En Piedras Negras, ciudad en México fronteriza con Estados Unidos, los migrantes comienzan a llegar a la desesperación. La mayoría de ellos son los centroamericanos que llegaron con las caravanas.

Por AFP

Un centenar de migrantes centroamericanos intentó romper este martes el cerco del albergue donde se encuentran confinados en la ciudad mexicana de Piedras Negras (norte), fronteriza con Estados Unidos, lo que provocó roces con policías estatales.

Los migrantes, en su mayoría hondureños que llegaron hace 10 días a esta ciudad fronteriza con la texana Eagle Pass, han denunciado que los tienen retenidos y que han sido víctima de robo y agresiones por parte de autoridades.

Ante las protestas, las autoridades determinaron no permitir este miércoles la salida del albergue pese a que los centroamericanos cuentan con una visa humanitaria por un año que les permite transitar libremente por el país.

"Tenemos hambre. No nos dejan salir", gritaban los migrantes mientras la multitud trataba de derribar las vallas metálicas que rodean el albergue y policías de Coahuila intentaban contenerlos.

Si bien el altercado fue breve, los migrantes denunciaron que cuatro de ellos resultaron con heridas leves y golpes.

Los migrantes advirtieron que si no los dejan salir antes el sábado, intentarán derribar las vallas metálicas que rodean el sitio y después se dirigirán hacia la línea fronteriza con Estados Unidos, donde sin embargo ya se activó un operativo de unos 2.000 elementos de la patrulla fronteriza.

Poco más de 1.600 migrantes se encuentran en Piedras Negras y forman parte de cerca de 12.000 centroamericanos que viajan en distintas caravanas y a quienes autoridades mexicanas han otorgado visas humanitarias por un año que les permiten transitar libremente por el país, trabajar y acceder a salud y educación.

En Ciudad de México, donde hay otro albergue en el que permanecen más de 600 centroamericanos, también se han presentado incidentes como la detención, presuntamente a manos de agentes migratorios según las denuncias, de un hondureño señalado como activista por los derechos de los migrantes. La organización Pueblo Sin Fronteras denunció el arresto del hondureño, identificado como Luis Ballesteros. El caso sigue bajo investigación.

Las caravanas hacia México, vistas como una forma segura de llegar a Estados Unidos para pedir refugio, se han multiplicado luego de que en octubre unos 7.000 migrantes de Honduras para recorrer México hasta la fronteriza Tijuana.

RELACIONADAS