Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2019-02-11

El Salvador: Empresa privada rechaza fin del TLC con Taiwán

Productores de caña de azúcar, trabajadores e ingenios azucareros piden a diputados de la Asamblea Legislativa que se investigue el proceso seguido por Cancillería.

Por estrategiaynegocios.net

La empresa privada salvadoreña rechazó este lunes la decisión del gobierno de Salvador Sánchez Cerén de terminar con un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Taiwán.

El rompimiento del acuerdo ocurre meses después de que El Salvador estableciera relaciones con China y dejara de lado una vieja relación diplomática con la que Pekín considera una provincia rebelde, con lo cual el país pierde preferencias arancelarias que afectan a la industria azucarera y del plástico.

La Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) por medio de un comunicado, culpó al gobierno del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda) del impacto que genere la medida. El fin del TLC, que se producirá el 15 de marzo, es en su opinión una "clara violación a la seguridad jurídica".

En ese sentido, la ANEP dijo "condenar" las acciones "antiempresariales" del gobierno del FMLN al concluir sorpresivamente el TLC con Taiwán.

El 20 de agosto de 2018, el Sánchez Cerén, decidió romper relaciones diplomáticas con Taiwán para establecerlas con China.

Para la ANEP el gobierno "mintió" a los sectores productivos, a los que les había asegurado que no renunciaría al acuerdo con Taiwán. Pero según denuncian, lo hizo en diciembre pasado de "manera sorpresiva, inconsulta y nada transparente", afectando toda la cadena productiva de sectores importantes de la economía como el azúcar, el plástico y otros.

"Es una gran irresponsabilidad lo que está sucediendo, porque realmente estamos perdiendo recursos económicos", declaró en rueda de prensa el presidente de la Asociación Salvadoreña de la industria azucarera, Mario Salaverría.

De acuerdo con la gremial empresarial, el fin de las preferencias arancelarias con Taiwán pone en riesgo la inversión y miles de plazas de trabajo, al hacer perder a El Salvador una buena opción para la exportación de productos en el mercado asiático.

En ese contexto, la ANEP llamó al presidente electo, Nayib Bukele, que asumirá funciones el 1 de junio próximo, para que evite acciones que "obstaculicen, dificulten o amenacen la actividad empresarial".

El Salvador envía a Taiwán unas 80.000 toneladas de azúcar a Taiwán, que dejan al país divisas por el orden de los US$30 millones. Además, el país importa materia prima para la industria del plástico y para otros productos del comercio interno.

Cancillería denunció (cancelación) el TLC con Taiwán el año pasado sin hacer partícipe de la decisión a la empresa privada. Los azucareros dicen que la medida se tomó sin medir el daño social y económico que la decisión genera en toda la cadena productiva del azúcar, de la que dependen más de 200.000 salvadoreños. El Tratado quedaría sin efecto el 15 de marzo de este año.

El sector dice que al cancelar el TLC el acuerdo, la agroindustria no podrá cumplir los contratos comerciales de exportación. El incumplimiento de dichos contratos comerciales provocará penalidades económicas y dañará la credibilidad y la confianza internacional de El Salvador y de la agroindustria.

Los representantes de la Agroindustria Azucarera solicitan a los diputados de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Asamblea Legislativa investigar el procedimiento seguido para finalizar el acuerdo que es una Ley de la República y, por tanto, se estaría vulnerando la institucionalidad y seguridad jurídica.

RELACIONADAS