Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2019-02-09

EE.UU: Qué signifca el anuncio de Los Ángeles sobre ser ciudad santuario

El jueves, el comité especial del Concejo angelino aprobó una ordenanza que impone multas a los que violen los derechos de los habitantes de esa ciudad. También hay un fondo millonario para ayudar a los migrantes.

Por Univisión

Esta semana, Los Ángeles hizo el anuncio oficial de que es una ciudad santuario. En la práctica, Los Ángeles es una ciudad santuario desde hace muchos años, gracias a leyes que protegen a los indocumentados, tan antiguas como la aprobada en 1979 que impide a los policías angelinos detener a una persona solo para indagar su estatus migratorio. Lo que se vio reforzado desde que California se convirtió el año pasado en estado santuario y esto limitó aun más la cooperación de los cuerpos policiales locales con las autoridades de inmigración federales.

Sin embargo, no fue sino hasta este viernes 8 de febrero que el Concejo de Los Ángeles aprobó unánimemente una resolución para declararla como "ciudad santuario". Este título oficial no cambia prácticamente ninguna ley, pero tiene una razón simbólica.

El concejal Gil Cedillo y el presidente del Concejo, Herb Wesson, presentaron esta ordenanza "en respuesta a las muchas amenazas de la administración del presidente Trump de quitarle fondos federales a las municipalidades que no cumplan con su cargada agenda política antiinmigrante".

"Declaramos, para todos aquellos que han estado bajo ataque en esta era de Trump, que esta ciudad, en este día, en este momento, será una ciudad santuario", dijo Cedillo al hacer el anuncio. "Será un lugar donde las personas sabrán que serán juzgadas por su conducta y no por el color de su piel, ni por a quién eligieron amar, ni por cuándo llegaron aquí. Serán juzgados por sus contribuciones a nuestra ciudad".

Más defensa para los indocumentados

La resolución ya había sido aprobada por el Comité de Asuntos de Inmigración, Derechos Civiles y Equidad del Concejo, pero esperaron hasta este momento para declarar oficialmente ciudad santuario a Los Ángeles porque buscaban hacerlo a la par de una nueva ordenanza que apoyara más –en la práctica– esta declaración simbólica, lo cual sucedió hasta este jueves.

"La ciudad ya es una 'ciudad santuario' en virtud de muchas políticas, directrices y leyes que reiteran nuestra reticencia de tener a cualquier funcionario actuando como agente de ICE. Con la aprobación de la ordenanza de derechos humanos y civiles ayer en el Comité, ahora tendremos los dientes para proteger a los angelinos y procesar a aquellos que violen sus derechos civiles", explicó el concejal hispano que lideró esta propuesta.

Bajo esta medida, se creará una comisión para investigar las violaciones de los derechos civiles de los residentes, con el poder de imponer multas hasta de US$125,000 por violación y penas acumuladas de hasta US$250,000 como resultado de actos violentos o de abuso.

Esta resolución también destinará US$10 millones para ayuda legal a inmigrantes.

Santuario desde siempre

Igualmente, en decisiones previas acordes con las políticas de ciudad santuario, el Concejo estableció el año pasado un fondo de defensa legal para ayudar a las personas que se encuentran ilegalmente en el país.

En 2017, la ciudad de Los Ángeles contaba con una población calculada en cerca de cuatro millones de habitantes de los cuales el 48.7 % era residentes hispanos, según el censo de población.

En el condado de Los Ángeles residen más de un millón de indocumentados y el 82% proviene de México y Centroamérica, según datos del Instituto de Políticas de Migración.

RELACIONADAS