Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2019-01-06

Trump planea construir el muro con decretos de emergencia

El gobierno de EEUU se mantiene semiparalizado por la falta de acuerdo entre la Casa Blanca y el Congreso. Trump dijo que el cierre podría extenderse hasta un año. La parálisis afecta a decenas de parques nacionales y museos, agencias de diez departamentos del Ejecutivo, incluyendo Transporte y Justicia.

Por La República

Tras el cierre parcial del Gobierno, que ya completa dos semanas sin acuerdo entre el Congreso y el presidente Trump sobre aprobación de fondos para financiar muro fronterizo con México, el Jefe de Estado amenazó con declarar emergencia nacional para cumplir su objetivo, sin necesidad de la aprobación del legislativo.

Sobre la viabilidad de iniciar la construcción del muro sin el visto bueno del Congreso, Trump aseguró “lo puedo hacer si quiero”, de acuerdo con información citada por AFP y EFE. El mandatario agregó que, se encuentra preparado para que el cierro que inició el 22 de diciembre se extienda hasta más de un año.

Luego de la reunión que sostuvo el sábado el Jefe de Estado con los líderes demócratas del Congreso, el presidente Trump le hizo estas afirmaciones a los periodistas en la Casa Blanca.

El mandatario fue enfático al decir que “hemos explicado que lo que necesitamos son US$5.600 millones. Estamos hablando de seguridad nacional, no es un juego. No vamos a abrir el Gobierno hasta que este problema esté resuelto”.

Luego de la inauguración del nuevo Congreso, Estados Unidos enfrenta un nuevo panorama político pues, los republicanos siguen dominando el Senado, pero los demócratas tienen mayorías en la Cámara Baja con Nancy Pelosi, principal portavoz de la oposición, quien aseguró que “no vamos a construir un muro. Es una inmoralidad entre países”.

La parálisis que vive el Gobierno afecta a decenas de parques nacionales y museos que son una gran atracción turística, además, a agencias de diez departamentos del Ejecutivo, incluyendo Transporte y Justicia. También se ven afectados 800.000 de 2,1 millones de trabajadores federales, que no pueden cobrar mientras el cierre continúe.

Ante las amanezas de Trump, los demócratas de la Cámara pensarían en demandar a Trump si intenta declarar la emergencia nacional. De acuerdo con Evan Hollander, jefe del Comité de Apropiaciones de la Cámara, “la autoridad del presidente en esta área está destinada a guerras y verdaderas emergencias nacionales”.

RELACIONADAS