Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2018-12-27

Lula Mena: Empoderamiento en la moda desde El Salvador

Detrás de la marca Lula Mena hay una historia de creación, mentoría a mujeres en varias comunidades en El Salvador y unos valores muy intrínsecos detrás de cada creación.

Por Claudia Contreras, estrategiaynegocios.net

Sus productos ecoamigables, hechos a mano, también rescatan técnicas milenarias en cada artesanía. “Ha sido un año de mucho aprendizaje”, dijo Lourdes Mena al explicar qué le deja 2018. “En lo personal, los límites que tenía no son los verdaderos límites, sino que los verdaderos son los que ni nos imaginamos, que surgen a cada rato y vemos que no eran los verdaderos”.

Este año, la marca Lula Mena llegó a Europa. Expuso sus productos en ferias de Francia y España, ganó el premio Caoba a la Excelencia en Emprendimiento Social que da la Fundación Gloria de Kriete. "El premio es una reafirmación y validación del trabajo que hemos realizado, durante 7 años, de crear productos innovadores a través de técnicas artesanales que nos brindan una identidad como país y reutilizando materiales para preservar el medio ambiente”. En 2019, creará un Laboratorio de Diseño para ampliar la escala de producción, para rescatar más técnicas tradicionales de El Salvador. “En la actualidad solo trabajamos con dos o tres técnicas tradicionales, pero yo conozco más de 22 técnicas que se pueden trabajar.

Lo grandioso va a ser tener un espacio donde podamos interdisciplinar las técnicas, mezclarlas y eso es lo que vamos a probar a ver si mezclamos una técnica tradicional con otra. Mezclar materiales inusuales, un poco lo que ya hacemos solo que de una manera más sistematizada y más grande para tener más prototipos, más líneas de productos para ir a comunidades, y enseñarles cómo lo hacemos para que a partir de ahí tener nuevas líneas de productos que ofrecer”, dijo.

El próximo año busca doblar el volumen de producción actual. “La finalidad de todo el proyecto es dar empleo a más mujeres en el área rural y cada vez más surgen necesidades. (..) Nuestro compromiso es hacer nuevas colecciones con los grupos que ya tenemos. Nuevas líneas de diseño, nuevas capacitaciones”. Mena enseña cómo producir sus colecciones desde cero, así ha logrado rescatar técnicas tradicionales de El Salvador como la confección de telares artesanales, reactivación del añil en El Salvador, collares elaborados con semillas, residuos de llantas, aretes y pulseras hechas con cable de teléfono o bronce reciclado, hamacas con colores de moda.

“Yo diseño bajo los cinco principios: ecoamigable, elaborado a mano, con técnicas tradicionales, con empoderamiento de la mujer, innovación y comercio justo. (...) Están creados bajo convicciones mías, por vivencias que me han pasado”.

¿Qué le inspira de El Salvador?
"Lo que más me inspira es nuestra gente. Me alucina ver que en El Salvador no importa lo que esté pasando, siempre te podés encontrar a gente que esté dispuesta a ayudarte, a darte una sonrisa, a tener esa calidad humana. Eso es nuestro mayor atributo, la cosa más linda, lo que me mueve en decir: no tragarme la historia que aquí solo pasan cosas malas. Claro que pasan cosas malas, pero también hay miles de gentes tratando de salir adelante, haciéndolo con su mejor esfuerzo, con los recursos que tienen. Esa capacidad de reinventarse es maravillo. Esa es nuestra mayor cualidad, además, conectarte con la gente. Le hablo a cualquier persona, y conecta conmigo. No sentís freno humano. Eso nos humaniza. Nos vuelve más empáticos".

¿Qué persona de El Salvador la inspira?
"Me parece lindísimo lo que está haciendo Egly Larreynaga, me parece increíble lo que está haciendo, cómo lo está haciendo de exponer las cosas que no queremos ver. Es una cosa bien dura. Lo presenta a través del arte y está sanando heridas. Es dificilísimo ahondar en temas que no queremos ver. Ella lo hace de una manera chistosa. Usa el arte para sensibilizar al público, a las personas que lo están haciendo. Está educando, sensibilizando, rescatando la técnica de teatro que poco a poco hemos ido perdiendo. Para mí, ella es parte de un proyecto integral y sostenible que es el arte, la cultura, la educación, el empoderamiento de la mujer. Esos son los proyectos genuinos que hay que emular, son proyectos horizontales donde todas las partes son igual de importantes. Ganan todos".

RELACIONADAS