Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2018-12-25

El Salvador: BCR prevé que la economía crezca 2,6% en 2018

La industria de la construcción reportó uno de los mayores crecimientos, con una tasa del 7 % de enero a septiembre. Hay cautela para 2019 por riesgos externos como la situación migratoria de salvadoreños en EEUU, el ajuste de tasas de la Fed y los precios internacionales del petróleo.

Por Diario El Mundo

Una mayor participación de la inversión privada, el buen desempeño de Estados Unidos y la incorporación de El Salvador a la unión aduanera influirán para que la economía crezca 2,6 % al término de 2018, de acuerdo con estimaciones del Banco Central de Reserva de El Salvador (BCR).

Óscar Cabrera, presidente de la institución, aseguró que el Producto Interno Bruto (PIB) acumuló un crecimiento del 2,6% entre enero y septiembre, una tasa tres décimas superior al 2,3 % registrado en el mismo período de 2017.

“La tasa de crecimiento del tercer trimestre es de 2,1%, si sumamos de enero a septiembre el crecimiento económico alcanzó una tasa de 2,6 %”, explicó Cabrera en una conferencia de prensa.

En el primer trimestre de 2018, el PIB creció 3,4%, pero en los siguientes meses se desaceleró y avanzó 2,5% en el segundo trimestre y 2,1% en el tercero.

Aun así, el Banco Central proyecta que la economía cierre con un crecimiento de 2,6 % en 2018 e igual tasa se registraría en 2019, como resultado del desempeño de Estados Unidos, principal socio comercial de El Salvador, mayores flujos de inversión privada, la incorporación del país a la unión aduanera centroamericana y la diversificación del comercio, indicó Cabrera.

Los principales motores del crecimiento fueron la mayor participación del consumo privado, es decir, el de los hogares. El consumo privado creció 3,8 , mientras el del sector público lo hizo en 2%.

La inversión total, que incluye la ejecutada por el sector privado y el público, presentó en el tercer trimestre un crecimiento del 7,9%, mientras que las exportaciones de bienes y servicios aumentaron en 2,2% y las importaciones en 3,3%.

“Significa entonces que los componentes que más contribuyen a la tasa de crecimiento de 2.6 % son el consumo privado y la formación bruta de capital, que es la inversión total”, aseguró Cabrera.

Dentro de los sectores con más dinamismo se encuentra la industria manufacturera, que aportó 0.4 puntos porcentuales al PIB, mientras la construcción creció 7 % en el tercer trimestre, frente al 4.6 % reportado en el mismo período en 2017.

La tercera industria es comercio y reparación de vehículos automotores, que aportó un 3 % al PIB, seguido del sector de actividades de servicio de administración y de apoyo, con una tasa de 0.2 %.

“Nuestra perspectiva de crecimiento siempre tiene riesgo”, puntualizó Cabrera, al explicar que para 2019 las potenciales amenazas residen en las alzas de las tasas de interés que aplicará la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed).

Además, consideraron un riesgo que se ejecute un ajuste fiscal del 3% del PIB en dos años porque “puede tener efectos negativos en el crecimiento económico y en el ingreso disponible en los hogares”, comentó Cabrera.

Otro factor de riesgo es la finalización del Estatus de Protección Temporal (TPS, en inglés), que ampara a cientos de salvadoreños en EE.UU.

RELACIONADAS