Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2018-12-13

Asesor EEUU: No hay que olvidar que China debe terminar prácticas desleales

El mundo está observando las conversaciones comerciales entre Washington y Pekín, con la esperanza de que se mantenga la tregua arancelaria de 90 días y las partes puedan poner fin a una disputa que podría perturbar la economía global.

Por AFP

El asesor de política comercial de la Casa Blanca dijo el jueves que los recientes movimientos positivos de Pekín no deberían tapar el verdadero interés de las negociaciones: poner fin a las prácticas comerciales desleales de China.

El mundo está observando las conversaciones comerciales entre Washington y Pekín, con la esperanza de que se mantenga la tregua arancelaria de 90 días y las partes puedan poner fin a una disputa que podría perturbar la economía global.

"Lo que debemos hacer es mantenernos firmes y concentrarnos en un objetivo", dijo el asesor estadounidense Peter Navarro en la cadena de televisión Fox Business.

"El objetivo para este país, para el mundo y para China es una reforma estructural completa para poner fin a todas estas prácticas que están perturbando la economía global", agregó.

Y aseguró que la clave será "confiar pero verificar".

Las negociaciones comenzaron después de que Trump se reuniera con el líder chino Xi Jinping en Buenos Aires el 1 de diciembre.

En conversaciones telefónicas el lunes, Pekín prometió reducir los aranceles punitivos a las importaciones de automóviles de Estados Unidos, reanudar las compras de soja estadounidense y reformar su programa económico para permitir más inversiones del país norteamericano, según reportes.

Los mercados financieros se han alternativamente recuperado y desplomado con cada nuevo indicio de progreso o aumento de tensiones entre las economías más grandes del mundo.

Navarro dijo que su consejo para los inversionistas era "no engancharse con las noticias diarias sobre lo que China dice que va a hacer".

"Me concentraré en el 1 de marzo, cuando tendremos una oferta completa de China que se negociará a puerta cerrada, no en la portada de The Wall Street Journal".

Dijo que Estados Unidos quiere que China le compre más, pero "mucho más importante son los problemas estructurales" que incluyen el robo de tecnología estadounidense, las "intrusiones cibernéticas" y la "inversión dirigida por el estado".

Antes de la tregua, las dos partes intercambiaron aranceles punitivos en cientos de miles de millones de dólares en el comercio.

RELACIONADAS