Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2018-12-13
Galeria  Ver Fotogalería

Carlos Enrique Alvarado, el cerebro detrás del primer satélite hecho en Centroamérica

Este innovador costarricense está detrás del lanzamiento del primer satélite artificial en la historia de la industria aeroespacial de Centroamérica

Por estrategiaynegocios.net

El satélite Batsú-CS1 fue lanzado de la Estación Espacial Internacional el 2 de abril de 2018, a bordo de un cohete Falcon 9 de la compañía SpaceX y puesto en órbita desde el módulo espacial Kibo, el 11 de mayo de 2018.

La palabra batsú significa colibrí en el idioma bribri, del grupo indígena costarricense del mismo nombre. El satélite forma parte del Proyecto Irazú y fue concebido y construido por la Asociación Centroamericana de Aeronáutica y del Espacio (ACAE) y los estatales Tecnológico de Costa Rica (TEC) y el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA).

Irazu Proyecto.1(800x600)

“Cuando anunciamos esta iniciativa en el 2009, había cierto nivel de escepticismo sobre las capacidades en nuestra región para desarrollar proyectos de alta complejidad como lo requiere la industria espacial, por lo que debimos dedicarnos a trabajar por la generación de las condiciones para que estas capacidades germinaran”, dice Carlos Enrique Alvarado, fundador y presidente de ACAE.

Esta organización también lanzó la idea del clúster aeroespacial costarricense en el 2011, como parte de un estudio elaborado en el marco del programa Management Consulting Practice de INCAE Business School y que contó con el apoyo de la Promotora de Comercio Exterior (PROCOMER).

El trabajo del satélite es transmitir información a la estación ubicada en el TEC en Cartago, sobre lo que ocurre en una plantación de árboles de melina ubicada en Los Chiles, en la zona norte Costa Rica, para que permita a los investigadores mitigar las emisiones de CO2.

El satélite estará orbitando seis meses alrededor de la Tierra y pasará dos veces al día sobre territorio costarricense. En una de sus pasadas recopilará la información de la estación remota en la zona norte, y en la otra transmitirá los datos al centro de control de misión en Cartago. “Toda la información la obtendremos en tiempo real cada vez que el satélite pase por la zona”, especificó Alvarado.

Irazu.18(800x600)

Hito para Costa Rica

Alvarado destacó que el Proyecto Irazú es un hito para Costa Rica y Centroamérica, ya que se alcanzó un punto culminante en un proyecto que viene a plasmar las aspiraciones de varios sectores, el gobierno, la academia y la industria. “Costa Rica es un país pequeño en territorio, pero enorme en talento y ambición”, destacó Alvarado.

Batsú es un satélite en forma de cubo, mide solo 10 centímetros por cada lado y pesa un kilogramo. Esta tecnología se llama Cube-Sat y es pequeño para que reduzca los costos de las misiones que se llevan a cabo fuera de la Tierra.

“Nosotros siempre hemos dejado claro que esta es solo una prueba que busca demostrar las posibilidades. Ahora podemos seguir escalando, no solo en la parte ambiental, los satélites pueden medir otras cosas, como la prevención de desastres, las posibilidades de desarrollo urbano, y algunas otras aplicaciones para la vida cotidiana. Hay mucho para seguir explorando”, dijo Alvarado.

¿Porqué nos inspira?

La mente detrás del Colibrí

Carlos Enrique Alvarado es ingeniero en Construcción, graduado en la universidad Tecnológico de Costa Rica (TEC). En la actualidad estudia en Harvard la maestría en Políticas Públicas, bajo el programa de becas de la Escuela John F. Kennedy. Esa beca le fue otorgada en reconocimiento a su potencial académico y profesional.

“Este 2018 me siento muy satisfecho de haberle presentado al ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones de Costa Rica una propuesta de mecanismo de política pública en este campo, como parte de mi proyecto de graduación de la maestría”, agregó Alvarado.

El profesor asesor de Alvarado en este estudio fue John Holdren, quien también fue asesor científico del presidente Barack Obama durante sus ocho años de mandato y director de la Oficina de Políticas en Ciencia y Tecnología de la Casa Blanca.

El presidente de ACAE ha reconocido que en la creación de este satélite han participado al menos unas 100 personas desde que era solo una idea.

Impulsa el desarrollo aeroespacial

Alvarado ha asesorado al gobierno de Costa Rica, la Asamblea Legislativa, misiones diplomáticas, universidades y la sociedad civil en aspectos de cadenas de valor de espacio global.

“El proyecto también motivó la discusión política y legal en nuestro gobierno (Costa Rica) sobre la necesidad de establecer un plan nacional de desarrollo aeroespacial.

Este es un tema en el que ACAE viene asesorando a las autoridades costarricenses desde el 2010, con la creación por decreto presidencial del Consejo Nacional para la Investigación y Desarrollo Aeroespacial (CONIDA)”, comentó.

¿Qué relevancia tiene para Costa Rica y para Centroamérica el Proyecto Irazú?

El Proyecto Irazú representa un hito para la historia costarricense y centroamericana. Recoge las ambiciones de una región que desea hacerse un espacio en el espectro de las naciones más desarrolladas, para finalmente integrarse en la construcción de la sociedad cósmica del futuro. Luego de culminado el proyecto, se cuenta con un grupo de profesionales que han desarrollado experticia técnica y científica en el área espacial, por lo que no me cabe duda que esto es solamente el comienzo de una nueva etapa.

Carlos E Alvarado(800x600)

¿Qué lo inspira de su país y de Centroamérica?

Siempre he dicho que Costa Rica es un país pequeño en territorio, pero enorme en talento y ambición.

He tenido la oportunidad de recorrer nuestra región centroamericana y constatar que este talento y esta ambición también se encuentran desde Guatemala hasta Panamá. Creo que esto es lo que más me inspira: el enorme potencial para generar cambio positivo en nuestras sociedades y el impacto que el tema espacial provoca en las mentes de todas las edades. Sí es posible que los centroamericanos alcancemos las estrellas, con dedicación, disciplina y perseverancia.

RELACIONADAS