Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2018-08-23
Taiwan's President Tsai Ing-wen takes part in a press conference offered along with her host, Salvadoran President Salvador Sanchez Ceren (out of frame), at the presidential house in San Salvador, on January 13, 2017.
Tsai is touring Taiwan's Central American allied countries to strengthen cooperation ties. / AFP PHOTO / Marvin RECINOS

Diplomático de Taiwán: EEUU revaluará sus lazos con El Salvador

Taiwán y China se han implicado durante años en una competencia diplomática en países en desarrollo. El apoyo económico y otras ayudas se han utilizado en varias oportunidades como moneda de cambio para el reconocimiento.

Por AFP

Un enviado diplomático de Estados Unidos en Taiwán dijo este jueves que Washington examinará sus relaciones con El Salvador luego que el país centroamericano rompiera esta semana sus lazos con Taipéi para establecerlos con Pekín.

Estados Unidos está "profundamente decepcionado" con la ruptura de relaciones entre Taiwán y El Salvador, dijo Brent Christensen, el nuevo director del Instituto Estadounidense en Taiwán, en una reunión con el presidente taiwanés Tsai Ing-wen.

Taiwán y China se han implicado durante años en una competencia diplomática en países en desarrollo. El apoyo económico y otras ayudas se han utilizado en varias oportunidades como moneda de cambio para el reconocimiento diplomático.

"La receptividad de El Salvador a la aparente injerencia de China en la política interna de los países del hemisferio occidental es de gran preocupación para Estados Unidos", dijo Christensen en la reunión en Taipéi.

La decisión del país centroamericano "tendrá como resultado una revaluación de nuestra relación con El Salvador", agregó.

Christensen también reafirmó el apoyo de Estados Unidos a Taiwán para que "resista ante los esfuerzos por restringir su apropiada participación en el escenario mundial".

China y Taiwán están dirigidas por regímenes rivales desde el final de la guerra civil en 1949. La isla goza de un gobierno autónomo, pero jamás declaró su independencia.

Pekín siempre la ha considerado como una de sus provincias. Por ello se niega a reconocer su soberanía y prohíbe a sus socios mantener relaciones diplomáticas con Taipéi, en nombre del principio de "una sola China".

RELACIONADAS