Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2018-02-19
Blue Little Guy Characters Full Length Vector art illustration.Copy Space.

Un millón de salvadoreños tienen un empleo vulnerable

La OIT estima que en El Salvador hay un millón de personas con ocupaciones que no les garantizan condiciones de un empleo decente.

Por El Mundo (El Salvador)

Los empleados vulnerables representan poco más del 37 % del total de personas ocupadas en el país y las mujeres son las más afectadas. Un millón de salvadoreños, donde la mayoría corresponde a mujeres, tienen ocupaciones que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) considera empleo vulnerable, indican estadísticas publicadas por el organismo en enero pasado.

La OIT agrupa en la categoría de empleo vulnerable a los trabajadores por cuenta propia y a los trabajadores familiares auxiliares, por considerar que estas personas “tienen menos probabilidades de estar en una situación de trabajo formal”. Es decir, no hay garantías de que gocen ventajas de un trabajo decente, como “una cobertura de seguridad social adecuada y la posibilidad de pronunciarse ocupados”.

Las estadísticas forman parte del informe “Perspectivas sociales y del empleo en el mundo – Tendencias 2018”, que publicó la OIT en enero pasado. En los datos se indica que el empleo vulnerable afectó a un millón de salvadoreños en 2017 y las proyecciones del organismo advierten que esta cifra no se reducirá ni este, ni el próximo año.

La población con empleo vulnerable no ha sufrido variaciones importantes desde 2009, cuando por primera vez alcanzó el millón de personas. Entre ese año y 2017, solo en 2010 y 2014 se redujo a 900.000 personas, señalan los datos de la OIT. En comparación con 1992, que es el dato más antiguo que reporta el organismo, los empleos vulnerables experimentaron en 2017 un aumento del 30 %, pues el año pasado se reportaron 300.000 empleados vulnerables más.

Las mujeres son las más afectadas

En El Salvador, más de un tercio de los puestos de trabajo entran en la categoría de empleo vulnerable, pero esta proporción es más alta entre las mujeres.

Para el año pasado, la OIT estima que habían 2.7 millones de salvadoreños en edad de trabajar que se dedicaron a una actividad para producir bienes o servicios, a cambio de una remuneración o beneficios. De este universo de personas, el 37.04 % tenía un empleo vulnerable.

Sin embargo, estas condiciones laborales son más comunes entre las mujeres. La OIT indica que, el año pasado, se contabilizaron 1.1 millones de mujeres ocupadas y 507,300 tenían un empleo vulnerable, es decir, el 46,13% del total.

En cambio, el empleo vulnerable solo afectó al 28.87 % de los hombres con una ocupación. En 2017, el total de hombres con un trabajo alcanzó 1.6 millones y 461,900 se desempeñaban en puestos de trabajo vulnerables.

Las estadísticas de la OIT además revelan que desde hace 17 años las mujeres han superado a los hombres en el empleo vulnerable.

Entre 1991 y 1999, los hombres eran los que con mayor frecuencia se desempeñaban en trabajos de este tipo y la tendencia se revirtió en el año 2000, cuando se reportaron 430,900 mujeres en esta categoría, frente a 412.000 hombres.

La OIT prevé que se mantenga esta tendencia en 2018 y 2019. Para este y el próximo año, la OIT prevé que el total de ocupados alcance 2,8 millones y el empleo vulnerable se mantendría en un millón de personas.

En 2018 se prevén 513.000 mujeres y 464.000 hombres con trabajos vulnerables. En 2019 serían 520.400 mujeres y 466.400 mujeres con estas condiciones laborales.

RELACIONADAS