Tecnología
Fecha de publicación: 2017-09-11

Los rumores previos al lanzamiento del iPhone

Retrasos en la producción de pantallas OLED, precios arriba de US$1.000 y tres versiones del dispositivo son algunos de los rumores a un día del lanzamiento del nuevo gadget de Apple.

Por estrategiaynegocios.net

Como ya es tradición antes de una presentación de Apple, rumores de todo tipo se extienden por las redes y muchas veces aciertan en las primicias que traen los de Cupertino. Esta vez una de las novedades más polémicas es la subida de precio, que por primera vez superaría los US$1.000.

Según un informe filtrado en las últimas horas por un trabajador de Apple, en el evento mañana se presentarán varios modelos, y no todos tendrán este precio.

Apple event.3(800x600)

La página tecnológica Techcrunch apuesta a que serán el iPhone 8, 8 Plus y un misterioso iPhone X, creado para celebrar el décimo aniversario de los móviles Apple, los que costarán entre US$1.000 y US$1.200.

Este precio, que muchos consideran desorbitado, se explicaría por la revolución que representan estos nuevos modelos. Uno de los elementos que habría sido responsable en parte de la subida de precio es la pantalla de tipo OLED, dos veces más cara de producir que la alternativa LCD.

También la tecnología para el reconocimiento facial y para la carga inalámbrica aumentarían el coste de producción y se verían reflejados en el precio final. The Verge apunta a que Apple lanzará también dos modelos actualizados de iPhone 7, que serían el 7S y el 7S Plus. En este caso el precio sería ‘solo’ unos US$100 más caro que el modelo anterior.


Los problemas para Apple

No todo es de color de rosa ante la inminente renovación del producto estrella de la compañía.

El llamado iPhone X o iPhone 8 se ha enfrentado, según desvela The Wall Street Journal, a varios problemas. Uno de ellos la tecnología empleada para la fabricación de la pantalla OLED.

Se trata de un panel especial, muy valorado entre los consumidores puesto que genera negros profundos y colores intensos. Están presentes en las televisiones de alta gama y poco a poco se han abierto paso en la telefonía móvil, con Samsung a la cabeza.

La firma surcoreana es uno de los tres únicos proveedores de estas pantallas, con lo que el precio final de un posible iPhone 8 puede llegar a ser excesivamente alto.

Los conflictos entre las relaciones empresariales ha llevado, según otros informes, a que el gigante estadounidense haya solicitado una partida de pantallas OLED al otro gran proveedor, LG, pero el costo total puede suponer, en términos económicos, un aumento del 20% del precio.

Los fallos de producción de estos paneles, además, puede llevar incluso a una serie de retrasos en el lanzamiento de este modelo de iPhone tan esperado.

Con información de La Vanguardia y ABC.

RELACIONADAS