Opinion
Fecha de publicación: 2017-06-21
Las empresas no están acostumbradas a pensar en el costo de fuga de talentos, ni los costos por falta de capacitación.

Tu público interno, ¿el activo más importante?

El activo más importante de una empresa es su recurso humano, su gente, sus colaboradores que hacen que cada día estemos más cerca de la meta.

Por: Yusuf Amdani

Vamos hacia julio y en este punto nos preguntamos ¿Hemos cumplido con las metas que nos trazamos con nuestro equipo? ¿Hemos trabajado lo suficiente? ¿Hemos disfrutado mientras trabajamos?

Bien dicen que el activo más importante de una empresa es su recurso humano, su gente, sus colaboradores que hacen que cada día estemos más cerca de la meta. ¿Está nuestro equipo de trabajo de acuerdo con nuestras decisiones? Eso solo lo podrá marcar la cercanía y la apertura por parte de los líderes de las organizaciones.

Es importante conocer las nuevas tendencias del liderazgo de equipos, en estos tiempo no requiere solamente de saber cómo manejar un grupo o un equipo, va más allá porque ellos son los que dan respuesta a las diversas demandas del personal, de manera que trabajando juntos proporcionen una visión, un propósito y un camino a seguir en la organización.

Considero que una de las oportunidades de mejora de las organizaciones es la inseguridad en su gente, su inestabilidad al crear entornos saludables, evitando que el recurso humano no se sienta completamente satisfecho.

En un mundo complejo y lleno de tantos cambios y desafíos de tipo ambiental, tecnológico, económico y social, los líderes de las organizaciones deberán construir un sistema dinámico que sea inclusivo de las diferentes habilidades de su gente, principalmente una estrategia centrada en la persona, con un fuerte componente personalizado, que logre comprometer a su gente emocionalmente.

A nivel mundial el compromiso del personal hacia la organización es bastante alto, de hecho somos afortunados porque según AON Empower Results, consultora de capital humano, Latinoamérica tiene la tasa de compromiso más alta del mundo con el 71%, seguido de Norteamérica con 66% y en Europa con el 57%.

Casi todas las organizaciones desean tener la receta para lograr la atracción y retención de talento, y por eso se ha creado el concepto de “Experiencia del empleado” o “Employee Experience”, la cual consiste en todos los elementos que influyen directamente con la actitud, el bienestar y el comportamiento de los colaboradores dentro y hacia la empresa.

Algunas empresas han implementado esta tendencia y los resultados han sido satisfactorios, para General Electric es “ver el mundo a través de los ojos de sus trabajadores”, porque además de valorar a su personal, tienen claro que es una manera más de inculcar la cultura de la empresa en sus colaboradores.

Todo esto viene a ser como un circulo virtuoso, si los equipos de trabajo se sienten bien, poseen una actitud colaboradora, aman su trabajo y se sienten útiles, se elevan los índices de productividad de la empresa que se ve reflejado en los balances económicos, en el ambiente laboral y esos resultados impactan positivamente en los clientes.

Las empresas no están acostumbradas a pensar en el costo de fuga de talentos, ni los costos por falta de capacitación. Los colaboradores inspirados y satisfechos son tres veces más productivos, invertir en el capital humano es sin duda la vía más directa para el desarrollo de los mismos.

* Presidente de Fundahrse

RELACIONADAS