Opinion
Fecha de publicación: 2017-06-09
Businessman over a graphics chart, in equilibrium.

Los cuatro riesgos que amenazan al crecimiento global

El último año ha sido el de mayor crecimiento económico, a nivel global, de los últimos siete. 2018 tiene buenas perspectivas (con los emergentes tirando del carro), pero hay algunos nubarrones en el horizonte.

Por: Manuel Restrepo*

El crecimiento económico a nivel global ha sido el mejor en los últimos 7 años. Para 2018, se estima que la economía global crecerá 2,9%, donde los mercados emergentes, entre los cuales se incluyen América Latina, liderarán con un 4.5% de crecimiento. Sin embargo, para el Banco Mundial “no todo es color de rosa”, pues según en su reciente reporte de Perspectivas Económicas Globales, existen cuatro riesgos latentes a las expectativas de crecimiento.

Debacle en mercados emergentes. Las economías emergentes son cada vez más importantes para la economía global, no sólo por su tamaño sino también por su gran contribución en el ritmo de crecimiento económico. En los 90s, los 7 países emergentes más relevantes (EM-7) que son Rusia, China, Brasil, India, México, Indonesia y Turquía, contribuían al 16% del crecimiento global, en comparación con el 60% de contribución del G7. En 2016, los EM-7 contribuyen al 46% del crecimiento global, versus 32% que generan los G7. Aunque en principio esto sea una noticia positiva, la salvedad es que el deterioro de los factores de crecimiento en estos países, por ejemplo, el apalancamiento crediticio en China, o la situación geopolítica en Rusia o Corea, pueden generar un fuerte desacelere sin previo aviso en la economía global.

Incertidumbre política. El Gobierno más polémico de los EE.UU. en la esfera diplomática con países emergentes, así como las inestabilidad política en países como Brasil y la ansiedad generada por elecciones en varias economías emergentes en 2017 y 2018, generan estrés en los mercados con alta sensibilidad de un rápido ‘repricing’ en los activos financieros.

Guerra comercial. De acuerdo al Banco Mundial, la liberalización comercial ha contribuido con un punto porcentual cada año en los últimos 10 años al crecimiento económico global. El discurso de Trump sobre renegociar los acuerdos comerciales entre EE.UU y el resto del mundo han menguado, no obstante, la posibilidad de una guerra comercial entre EE.UU y China, u otra disrupción, podrían generar una crisis financiera sin precedentes.

Deuda exponencial. El bajo crecimiento económico por países y las bajas tasas de rendimientos han sido la combinación perfecta para altas tasas de deuda. De acuerdo al Banco Mundial, más de la mitad de los países emergentes han visto crecer su deuda en 10 por ciento, y sus presupuestos reducirse en 5 por ciento en los últimos 10 años. Si no se toman las reformas fiscales que se han dilatado por años, el problema de la deuda será cada vez más insostenible.

*XP Securities

RELACIONADAS