Estrategia & Negocios. Portada impresa 206
Contactos
Opinion
Fecha de publicación: 2017-02-27

Chavez, Perón, Fujimorí y Trump

Nadie pensó que el Presidente de los EE.UU tendría una gran similitud con Juan Perón, Hugo Chavez, Alberto Fujimorí, y otros de los presidentes populistas más destacados en América Latina. Pero ahora la cosa parece distinta.

Por: Manuel Restrepo*

Los elementos como una campaña con ínfulas de resentimiento, fragmentación social, además de un mensaje de esperanza sobre un cambio radical en la administración del país, una era de reformación, y un beneficio inmediato para los nacionales a pesar del costo en el largo plazo, son signos del nacionalismo populista que se han utilizados por años en varias administraciones de América Latina, y que han sido respuesta a un país cansado del ‘status quo’.

Nacionalismo populista no es sinónimo de extrema izquierda, como fue el caso de Fujimori en el Perú. Asimismo el nacionalismo tampoco es sinónimo de caos económico, pues en ciertos casos de gobiernos dictatoriales que iniciaron con la misma estrategia de populismo radical, el desempeño económico del país fue extraordinario.

Aunque esta estrategia política se ha observado en América Latina, la región podría ser víctima de su propio “invento”. Como afirma recientemente Michael Reid en su columna ‘Bello’ de la revista The Economist, EE.UU se ha caracterizado por ser el adalid del libre comercio y libre mercado, creencia que era un dogma tanto para demócratas como republicanos. No obstante estos supuestos dogmas en la cultura americana han sido puestos a prueba por el Presidente Trump. Un giro de EE.UU en dichos conceptos podría generar un cambio de paradigmas en otros países, incluyendo la región.

Es por eso que discursos como el del candidato Manuel Lopez Obrador en México, o Alejandro Guillier en Chile reclamando justicia por el interior del país y señalando a la globalización como amenazas para el desarrollo económico, tienen cada vez más allegada a los nacionales, y por ende son candidatos con altas probabilidades de ganar en sus países en particular.

Las recientes acciones ejecutivas propuestas por el Presidente Trump y la dificultad que ha enfrentado en las Cortes y el Congreso son clara muestra del determinante sobre el futuro de EE.UU, América Latina y el mundo entero. Será el Congreso, y en general las instituciones americanas, e incluso más allá de estas, la independencia de estas con los intereses del mandatario estadounidense, quienes verdaderamente definirán nuestro futuro y el de nuestros hijos.

*XP Securities

Noticias Relacionadas
Envía tu comentario