Estrategia & Negocios. Portada impresa 206
Contactos
Opinion
Fecha de publicación: 2017-02-17

¿No será tarde entrar a la “fiesta bursátil”?

El “rally Trump”, conocido como el ciclo alcista que el mercado accionario estadounidense tomó después de las elecciones a la fecha, ha logrado casi 13% de ganancias en tan sólo cuatro meses.

Por: Manuel Restrepo*

Mientras la fiesta esté buena, no hay razón para preguntarse si existe algún riesgo de seguir en ella. A veces nos arrepentimos de quedarnos tanto en la fiesta, pero cuando tomamos la decisión, era muy tarde para evitar las consecuencias. Así continúa “la fiesta” en los mercados bursátiles, donde vemos que cada día que pasa es una celebración, aunque no entendamos por qué realmente es que las ganancias en los principales índices accionarios continúan.

El “rally Trump”, conocido como el ciclo alcista que el mercado accionario estadounidense tomó después de las elecciones a la fecha, ha logrado casi 13% de ganancias en tan sólo cuatro meses. La expectativa de desregulación, inversión en infraestructura y recortes de impuestos han sido catalíticos más fuertes que la incertidumbre generada por las posibles restricciones comerciales con México, e incluso una posible guerra comercial con China. El índice Standard & Poors 500 logró la semana pasada los 2.350 puntos, logrando nuevos altos a pesar de una valoración de 18 veces utilidades por acción, prácticamente los niveles más altos desde la burbuja tecnológica de principios de los 2000s.

Infortunadamente, hasta muchos expertos en la administración de cartera siguen invirtiendo en un mercado sabiendo que éste tiene menos probabilidades de seguir generando ganancias de manera indefinida. La estrategia de muchos asesores de inversión es simplemente seguir “participando en la fiesta” mientras dure, ya que el riesgo de no estar en ella le puede costar varias cuentas. Por el contrario, si el mercado cae, no será culpa del asesor sino del mercado mismo. No obstante al final, su cuenta de inversiones se verá disminuida independientemente de quién sea la culpa.

No todo en las fiestas es “color de rosa”

Es importante resaltar los varios retos que vienen en la recta final del primer trimestre del 2017. El presidente Trump presentará la propuesta de reforma fiscal, la cual el mercado tiene descontado perfección en dicha reforma, pero no tiene descontado posibles barreras en el Congreso y las Cortes como lo han tenido en las órdenes ejecutivas relacionadas con las restricciones migratorias. Asimismo, está por definirse la postura de Trump frente a China, que aunque sus últimas acciones han exhibido un tono más amigable, no son del todo claras sobre sus verdaderas intenciones en las relaciones comerciales con el Gigante Asiático.

Por otro lado, La Reserva Federal sigue mostrando una postura “hawkish” (es decir, con intención de subir tasas de interés) en su política monetaria. En la reunión de marzo probablemente veremos otra alza en tasas de interés en EE.UU, lo cual fortalece el dólar, generando menor competitividad de las empresas americanas en el exterior.

Por último, salimos de la temporada de resultados corporativos en EE.UU correspondientes al último trimestre del 2016. Los resultados fueron robustos al haber experimentado un crecimiento de 4.6% en ingresos y 5.5% en utilidades para la empresa promedio del S&P500, con particular liderazgo en el sector tecnológico. Sin embargo, la posibilidad que los mercados se sigan sorprendiendo de buenos resultados corporativos es mucho menor.

Por eso si ha pensado “participar en la fiesta” cuando ya está pasada la media noche, es bueno que analice si vale la pena participar versus enfrentar las consecuencias de llegar tarde a ella.

*XP Securities

Noticias Relacionadas
Envía tu comentario