Estrategia&Negocios. Portada Impresa 208
Contactos
Opinion
Fecha de publicación: 2017-01-13

Chip económico en Latinoamérica

El Banco Mundial lanzó esta semana su último informe de proyecciones, en el que estima que América Latina saldrá de la recesión, siendo México, Centroamérica y El Caribe su región ‘estrella’ en crecimiento.

Por: Daniel Suchar Zomer*

Después de la pausa vacacional decembrina, salirse un poco del estrés laboral y aumentar unos kilitos de más; se inicia un año 2017 con una nueva cara mucho más optimista (económicamente hablando) para la región de Latinoamérica.

En el último informe de proyecciones del Banco Mundial, el conglomerado de países desde México hasta Chile, pasando por la hermosa región del Caribe; tendrá un crecimiento promedio de un +2,1% con respecto al año pasado. Si se desglosa este promedio en indicadores más puntuales, serán los caribeños quienes lideren el resultado con un +3,1%, seguido del istmo centroamericano conjuntamente con México (+2,1%) mientras que los sudamericanos, aun presentan problemas para alcanzar por lo menos, ese +1,0% tan importante para dichos países en promedio.

Es de esperarse que cada región tenga sus particularidades, e incluso, países que son vanguardistas en sus crecimientos, han visto como sus decisiones internas han provocado un freno en sus economías, cediendo el terreno a otras naciones que han “copiado, pegado y tropicalizado” sus acciones para ubicarse en la cima más alta de la prosperidad económica en 2017.

Sin lugar a dudas, el primer país que resalta es México por la disputa política con su vecino del norte y la incertidumbre de plasmar un plan estratégico apegado a la nueva realidad con los Estados Unidos. Después de mantenerse por encima de un +2% en los últimos tres años, verá frenado su crecimiento con un pronóstico alentador de un +1,8%, con una posible desaceleración a mediados del año.

Otro de los países que ceden su terreno, son El Salvador y Belice. Aunque para la región sean pequeños países en términos de PIB, vienen arrastrando “frenos” en sus crecimientos, ubicándolos en el orden del 1,5% para el nuevo año que recién comienza. También lo son Chile (+2,0%) y Colombia (+2,5%) que cada año que pasa, el reto de superar el período anterior es aún mayor. Claro, esto es aunado a los precios de las materias primas que mantuvieron precios muy bajos, y apenas han podido remontar poco a poco.

El caso de estudio más interesante, se da en Argentina pues con su cambio de gobierno y teniendo una población dividida, las acciones tomadas por el presidente Macri; tuvieron que pagar su primer año de “novatadas”, retrocediendo en un -2,3% vs 2015; pero vislumbra que los gauchos volverán a la senda creciente con un +2,7% para este 2017. Y sin irse muy lejos, el “grande del sur” y su cambio de gobierno, estará creciendo muy ligeramente (+0,5%) en este nuevo año, lo que convertiría a Brasil nuevamente en un protagonista positivo para la región de la Conmebol.

Y es exactamente allí, en el sur del continente donde están ubicados tres de los cinco países que son ejemplos de Latinoamérica, desde el punto de vista de crecimientos económicos.

En los primeros tres lugares, lo lideran el Perú (+4,2%), Nicaragua (4,0%) y Bolivia (+3,5%) apalancados en tres grandes pilares fundamentales de sus economías: Exportación de minerales y materias primas procesadas (maquilas) aprovechando sus tratados bilaterales. Impulsar la inversión extranjera directa sin complicaciones para realizar negocios y por último, reducir a la mitad su población en pobreza (Perú); forzando positivamente a mantener indicadores sanos en la economía del país. Mientras que en el altiplano y el país centroamericano no mezclan tendencia política con economía, pues los resultados pueden ser catastróficos (ej: Cuba o Venezuela).

Y no muy lejos, se tiene a los paraguayos con un +3,6% (2017); coincidiendo en que los países antes nombrados se encuentran geográficamente uno al lado del otro y en ese orden. Su sector ganadero y agropecuario se ha volcado a ser mucho más competitivo que sus otros países vecinos, lo que se ha traducido en crecimientos interanuales bien apetitosos (4,0% últimos 3 años).

Para conseguir los mejores países que quedan en la lista de mayores crecimientos, hay que mirar hacia Centroamérica y el Caribe. Populares entre muchos, son países que cabalgan a un ritmo espectacular y el secreto de esos crecimientos se conoce, pero varias naciones temen copiar o adoptar.

Para Panamá, que es visto con el mayor crecimiento (+5,4%) para 2017, viene a sumar otro año más de prosperidad para las arcas del gobierno canalero. Su competitividad a través de zonas libres, realización de negocios, inversión en infraestructura, accesibilidad geográfica y por supuesto, sus productos de exportación; colocan a la nación de Mano e’ Piedra como la pionera de la región.

Dentro del Caribe, se encuentra la cuna del merengue y la salsa musical. La República Dominicana se ha convertido en un país digno para invertir. Teniendo prácticamente las mismas características que Panamá, el país liderado por Danilo Medina ha sabido como encausar el navío económico dominicano para alcanzar un pronóstico de un +4,5% para este 2017 y ser el segundo de LatAm.

El resto de los países están mostrando crecimientos muy similares a los que vienen teniendo en el año 2016, sin manifestar nuevos cambios en el rumbo de sus economías. Naciones como Costa Rica (+3,9%), Guatemala (3,2%), Honduras (3,5%), Uruguay (1,6%) o Jamaica (2,0%), son ejemplos de este tipo de naciones que lo están haciendo muy bien y se mantienen “en la jugada”.

Y lamentablemente, hay quienes siguen peleando contra la sombra y el humo de la incongruencia económica. Venezuela con retrocesos interanuales no deja el primer lugar del peor país de la zona con su -4,3% para 2017, y el Ecuador, sin irse muy lejos, se queda en la posición vigilante de los beisbolistas con un -2,9%. Coinciden ambos países en ser petro-dependientes y no querer que sus naciones desarrollen sus respectivos aparatos productivos

En líneas generales la región está bendecida por sus recursos naturales, clima de negocios y por supuesto, el gran potencial que tiene para la atracción de la inversión extranjera. Aunque muchos se quejan de los ritmos de crecimientos de LatAm, hay que recordar que en otras latitudes lo que existe es envidia por estos indicadores (Japón con 0,9%, Estados Unidos con 2,2% y la Zona Euro con 1,5% - Año 2017). Por lo tanto, es cuestión de los latinos mantener ese Chip Económico que a la postre, se traducirá en beneficios generales e individuales para cada nación.

*Analista Económico. Profesor Universitario.

Noticias Relacionadas
Envía tu comentario