Ocio
Fecha de publicación: 2016-06-22

La moda se rinde ante la última tecnología

El sector textil está en pleno proceso de cambio. El empleo de sistemas inteligentes para almacenar datos de las compras, la instalación de tecnología en las tiendas o la apuesta por los ‘wearables’ dan fe de ello.

Por Expansión

El negocio de la moda ha comenzado su transformación. Aunque usted piense que esa conocida tienda donde se compra la ropa desde hace años no parece haber cambiado, lo cierto es que lo ha hecho, y mucho. Cada vez que un artículo pasa por caja y es desetiquetado, se registra el tiempo que se ha tardado en vender, la talla que se ha llevado, el color y, por supuesto, el precio.

Aunque a simple vista esta información no parece transcendente, lo cierto es que para cualquier compañía es muy relevante. “Si una tienda pone a la venta una falda larga y al analizar la información que ha recopilado se da cuenta de que se ha vendido bien en primavera pero en verano no ha tenido ningún éxito, al año siguiente cambiará su estrategia y evitará poner a la venta sus faldas largas en la época estival”, comenta Anika Schmitt, diseñadora de moda y desarrolladora de conceptos y marcas.

La recopilación de datos se ha convertido en una parte fundamental de la estrategia de las compañías de moda, que consiguen saber los gustos de sus clientes en base a sus compras. Mediante Internet conseguir esta información es más sencillo -un 44% de las compras de moda se hacen a través de algún dispositivo conectado, según Acotex-, pero el reto está en conseguirlo en las tiendas físicas.

Inditex
Para ello, “Zara ha desarrollado en los últimos años una tecnología que permite identificar individualmente las prendas desde las plataformas logísticas hasta su venta”, aseguran desde Inditex. En concreto, el sistema de etiquetado RFID (radiofrecuencia) se ha empezado a desarrollar en España en cadenas como Inditex o Decathlon, que lo emplea en sus prendas deportivas.

En el caso de Inditex, los artículos se etiquetan con este sistema de radiofrecuencia para mejorar el proceso logístico -cuándo sale cada producto del almacén, cuándo llega a la tienda y cuándo se vende- y para mejorar la experiencia de compra.

“Cuando un cliente busca una prenda concreta, el personal puede consultar la disponibilidad de ese producto en tiemporeal en ése u otro establecimiento cercano o en la tienda online, lo que facilita el proceso de compra. El proceso de pago en caja de los artículos también se beneficia de esta tecnología, ya que el sistema RFID está integrado con el terminal, pero una vez que se compra, los datos almacenados en la etiqueta de la prenda se borran para proteger a privacidad de los consumidores”, indican desde Inditex.

Otra de las tecnologías en las que está trabajando el grupo fundado por Amancio Ortega es el probador inteligente. El gigante textil ha instalado algunas pantallas tipo tableta en los probadores de tiendas concretas.

Esta tecnología ya está más avanzada y también tiene sello español. JogoTech, empresa con sede en Madrid, ha desarrollado el primer espejo inteligente para probadores de Europa.

Mediante dicho espejo, el cliente que entra a probarse una prenda puede interactuar con los dependientes sin necesidad de salir del probador, es decir, mediante la pantalla táctil en la que se convierte el espejo. El dispositivo permite pedir otra talla, otro color o incluso una recomendación, además de estar preparado para finalizar el proceso de compra sin tener que salir del vestuario.

“Esta tecnología, además de facilitar la adquisición de un artículo al usuario, supone una gran ventaja para las tiendas, que gracias a toda la interacción entre el cliente y el espejo, podrá recopilar datos y saber, entre otras cosas, cuáles son las prendas que la gente se prueba pero luego no se lleva, los colores que más gustan o si en determinado artículo se piden cambios de talla muy a menudo, por lo que estaría mal tallado”, explica José Manuel Martínez, manager de negocio de JogoTech.

“Algunas compañías han decidido ofrecer su tecnología a los clientes para que sean ellos mismos quienes diseñen sus prendas, como la de “la pistola” de Pantone, que permite escanear cualquier superficie y digitaliza su color para poder desarrollar una prenda con la tonalidad exacta”, comenta Schmitt.

Por su parte, HP ha puesto en manos de diseñadores su ordenador Sprout. En concreto, la web de zapatos The Talarian,emplea este dispositivo para escanear colores o superficies a gusto del cliente y poder estampar sus zapatos con la tonalidad digitalizada.

En el caso de Cortefiel, la tecnología sirve para conocer de primera mano las opiniones de sus clientes. La compañía, con ayuda de Google, ha lanzado una comunidad (estilo Facebook) con un grupo de tiendas seleccionadas para tener feedback directoy en tiempo real desde las tiendas sobre los productos que va lanzando o poder conocer la opinión sobre productos futuros.

Ropa Inteligente
En medio de todo este boom en el sector de la moda, algunas empresas están optando por diseñar prendas inteligentes. Según el último informe de ABI Research, el mercado de la ropa tecnológica superará los 18 millones de artículos en el año 2021, con un crecimiento anual del 48%.

Firmas mundialmente conocidas como Levi’s o Ralph Lauren han iniciado el desarrollo de este tipo de prendas gracias a acuerdos con firmas tecnológicas. En el caso de Levi’s, Google es la encargada de ayudarla a diseñar una chaqueta que permitirá controlar el smartphone a través de la manga. ¿Será esta la ropa del futuro?

inditex.4(800x600)

E-commerce físico
La conocida calle madrileña La Palma tiene un nuevo vecino. En el número 10, tres socios con sobrada experiencia en el sector ‘retail’ acaban de abrir un edificio que no pasa inadvertido. “Es un concepto completamente pionero que pretende demostrar que las ventas online y offline pueden unirse”, comenta Juan Fraile, uno de los tres socios fundadores de El Paracaidista.

El cliente que accede a las cuatro plantas del edificio tiene que estar preparado para una experiencia de compra diferente. “Puedes entrar y probarte un jersey que te guste, pero la compra la realizarás mediante nuestra aplicación móvil y el pedido te llegará donde indiques. Es decir, de la tienda saldrás con las manos vacías”.

El por qué de esta estrategia está clara para los fundadores de El Paracaidista: cada vez es más común que los usuariosse prueben en tiendas productos que luego se compran online.

En El Paracaidista sólo hay colecciones exclusivas y artículos delujo de marcas reconocidas, pero en sus almacenes de la calle La Palma no cuentan con ‘stock’ suficiente como para satisfacer toda la demanda. Este es otro de los motivos por los que en el establecimiento sólo se puede ver, tocar y probar, pero si se quiere comprar algo, hay que hacerlo a través de Internet.

Inditex
Zara ha desarrollado en los últimos años una tecnología que permite identificar individualmente las prendas desde la plataformas logísticas hasta su venta. El etiquetado con RFID ha permitido a Inditex rediseñar todo el flujo de trabajo en tienda. El aspecto donde es más evidente este avance es la localización de artículos, que pasa a ser mucho más rápido y preciso. Además, la realización de inventarios es más eficiente y un 80% más rápida, y la merma se reduce drásticamente.

Mango
Los equipos de producto y diseño de la cadena de moda española dirigida por Isak Andic reciben información diaria de todas las tiendas del mundo que analizan para entender qué productos y diseños son los que mejor encajan en cada territorio. Sobre esta información, toman decisiones a nivel tanto de diseño como de distribución, según explican fuentes de la compañía, que no especifican cuál es la tecnología concreta que emplean en su proceso de producción o diseño.

Primark
La cadena de tiendas de moda irlandesa ha optado por no vender sus prendas online. A pesar de ello, Primark asegura tener una fuerte estrategia en Internet, basada en su website que sirve de escaparate de sus productos y permite la interacción con los consumidores. Además, en redes sociales tiene presencia en Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest y Google+, donde comparte en exclusiva las fotos de los últimos productos que están en sus tiendas.

Cortefiel
Cortefiel utiliza el programa informático Cortex, donde los diseñadores cargan sus fichas técnicas para que los departamentos de la empresa tengan acceso a las especificaciones de cada prenda y puedan trabajar de forma conjunta. Además, desde hace poco cuentan con una pequeña unidad de estampación digital para muestrarios con maquinas de las compañías HP y Epson que permiten a la compañía estampar los prototipos y ahorrar tiempo y costes.

RELACIONADAS