Ocio
Fecha de publicación: 2017-02-04

Un yate al estilo... millennial

Ante el aumento de la población menor a 30 años con grandes fortunas, existe una nueva oferta de yates armados especialmente para ellos.

Por El Financiero (México)

A lo lejos puede apreciar la puesta de sol en alta mar, mientras disfruta de un refrescante chapuzón en la alberca de cristal de su embarcación, al tiempo que las luces neón de la cubierta se encienden poco a poco.

Esa es la experiencia con la que la firma italiana Rossinavi quiere seducir a los millennials dispuestos a gastar 30 millones de euros en un yate de lujo pensado para sus caprichos y necesidades.

Los patrones aerodinámicos para la fabricación de autos deportivos son puestos en práctica para mejorar la navegación y ofrecer mayor estabilidad. Surcar las aguas transoceánicas es más fácil y seguro a bordo de unidades como ésta, en las que la suntuosidad y el buen gusto van de la mano con opciones más ecológicas como el ahorro de combustible. “La visión del lujo se basa en la estética y en el valor artístico que tiene un objeto. Un barco para millennials, además, tiene un valor técnico y funcional”, comenta Federico Rossi, director ejecutivo de la marca.

Antes, el mercado de estas naves estaba dirigido a señores mayores de 50 años con gustos clásicos y hasta anticuados, lo cual ocasionó que por décadas el diseño de los interiores y exteriores se mantuviera con cambios sobrios.

Con la expansión, sobre todo de negocios vinculados al área de tecnología, la riqueza llega a manos de personas más jóvenes, y son ellas las que están modificando los patrones de consumo.

Millenials-opt-for-experience-over-ownership-665x443(800x600)

La armadora europea lleva la batuta en ofrecer artículos personalizados. Sumó su experiencia como fabricante de yates a la creatividad e imaginación de diseñadores y arquitectos de fama internacional como Paolo y Carlo Colombo, Chulhun Park, Francesca Romana y J. David Weiss.

El Project I-Tron resalta por su diseño vanguardista. Con un exterior futurista y luminoso, el barco posee una estética singular que incluye toques reflejantes en la cubierta, techos y mamparas para crear un espectro de luz en medio de la oscuridad. Aquí no se escatima en detalles, como una vereda fosforescente que comunica la cabina de control con las áreas abiertas. Atrás quedaron los espacios con ventanas pequeñas, además del exclusivo solarium hay un lounge con amplios y seguros ventanales para admirar el paisaje.

Hay un par de opciones de yates más. El Attitude, que facilita la navegación aún en condiciones extremas y tiene los más avanzados sistemas de entretenimiento, y el Mark 48, creado para los amantes de la aventura que también buscan estilo y elegancia.

“Sus acabados de lujo marcan la diferencia”, añade Rossi. Más allá de estrellas de la música o del deporte, su mercado potencial es el de hombres de negocios como JR Ridinger, empresario al frente de marketamerica.com.

Sobre la preferencia millennial de vivir experiencias al máximo, pero sin tener la necesidad de adquirir propiedades, Rossi alude al nivel de riqueza, que es lo que fomenta la compra. “La idea de poseer algo siempre ha sido un aspecto típico de la naturaleza humana, es el deseo de mostrar poder. Estos son yates para una nueva generación de propietarios que se fabrican sobre pedido”.

UN PLACER PARA POCOS
De acuerdo a un reporte de Yachting International, el mercado de los yates sigue en aumento. En el mundo hay un estimado de 82.000 personas con una fortuna superior a 50 millones de euros. Entre ellos se encuentran mil 226 multimillonarios, de los cuales 480 viven en Estados Unidos y 147 en China. Un 20% de los 100 principales multimillonarios son menores de 50 años, por lo que los propietarios de estas embarcaciones son cada vez más jóvenes.

¿QUÉ BUSCAN?
El concepto de los tres yates de la marca italiana Rossinavi fue desarrollado con base en una investigación de la Universidad de Mónaco sobre ese segmento de mercado.

Entre los patrones de compra de los millennials con alto poder adquisitivo destacan:

  • Motores más amigables con el medio ambiente.
  • Sistemas de navegación, seguridad y entretenimiento fiables, incluso en condiciones extremas.
  • Diseño interior y exterior exclusivo y multifacético
  • Espacios versátiles.
  • <
RELACIONADAS