newsletter
Fecha de publicación: 2017-10-14
NAPA, CA -OCTOBER 12: Wildfire creeps through the forest, down the south side of Dry Creek Canyon, at the Partrick Fire on October 12, 2017 west of Napa, California. Thousands of homes have burned, at least 31 people confirmed killed with hundreds still missing as California wildfires continue to spread out of control. David McNew/Getty Images/AFP
  Ver Fotogalería

Incendios obligan a 100.000 californianos a evacuar

Cerca de 100.000 personas han tenido que abandonar sus hogares y las autoridades proyectan un incremento en la cifra de muertos desde los 35, tras la rápida propagación de los incendios por los fuertes vientos.

Por Agencias

Miles más de californianos evacuaban sus casas el sábado por incendios que se propagaban ante los constantes cambios en la dirección del viento, y las autoridades proyectaban un incremento en la cifra de muertos desde los 35, con cientos de personas aún desaparecidas.

Un total de 16 focos han consumido casi 86 mil hectáreas de pastizales y árboles en ocho condados en un área mayor que la ciudad de Nueva York.

Las 35 muertes confirmadas -19 en Sonoma- representan la mayor pérdida de vidas humanas en un sólo evento de incendios del que se tenga registro en California, sobrepasando las 29 muertes en el incendio de Griffith Park de 1933 en Los Angeles.

Algunas de las víctimas estaban dormidas cuando las llamas consumieron sus hogares y muchos sobrevivientes tuvieron apenas minutos para escapar del fuego.

Hasta el viernes aún había 235 personas desaparecidas en Sonoma y miles de viviendas incineradas aún por registrar, por lo que autoridades han señalado que el número de víctimas podría aumentar.

Cerca de 100.000 personas han debido dejar sus casas, incluyendo a otros 3.000 evacuados de la ciudad de Santa Rosa, a unos 80 kilómetros al norte de San Francisco, y otros 250 de la cercana ciudad de Sonoma.

Más de 10.000 bomberos están combatiendo los incendios, que han destruido unas 5.700 viviendas y provocado estragos en la industria vinícola de California y en el turismo relacionado, dañando o destruyendo al menos una decena de viñas en el valle de Napa.

El viernes, equipos de trabajo en tierra ganaron terreno gracias al retiro de vegetación a lo largo del flanco sur de los incendios, removiendo elementos altamente combustibles cerca de las áreas pobladas pero el clima seco y los vientos complicaban los esfuerzos el sábado.

Los vientos se intensificarían durante el día con ráfagas de hasta 90 kilómetros por hora y apenas 10% de humedad, alertaron los servicios especializados.

"Si empiezan nuevos incendios podrían propagarse extremadamente rápido", dijo Brooke Bingaman, meteoróloga del Servicio Meteorológico Nacional en Sacramento, California, en un video divulgado en Facebook.

"Está muy seco ahora mismo. Esto también podría ser problemático para los actuales incendios forestales y los bomberos que tratan de combatirlos", agregó Bingaman.

RELACIONADAS