Claves Del Día
Fecha de publicación: 2016-03-08

Marisol Argueta: “Innovar y concertar entre lo público y lo privado”

Articular la intensa y compleja dinámica mundial con la de Latinoamérica es la misión que guía el accionar del capítulo regional del World Economic Forum (WEF). Al frente de esta prestigiosa e influyente instancia se encuentra la salvadoreña Marisol Argueta.

Por Cecilia Córdoba, estrategiaynegocios.net

De amplia trayectoria en el mundo de la diplomacia, la academia y la actividad privada, Argueta tiene entre manos la agenda que cada año desarrolla el Foro del WEF Latinoamérica para que la región no pierda el paso y asuma los cambios que, tanto el sector público como el privado, deben acometer para asimilar las tendencias globales, superar las crisis y aprovechar las oportunidades. “Este año estamos obligados a revitalizar el enfoque de las políticas públicas y reforzar la capacidad de resiliencia interna de América Latina”, señaló en este diálogo que mantuvimos en la capital salvadoreña.

El WEF Latinoamérica, se enfocó el año pasado en la prosperidad compartida. ¿Cuáles son los grandes ejes a desarrollar que dejó esa propuesta? ¿De qué modo el sector privado debe contribuir a esta visión?

Para alcanzar esa prosperidad compartida, la región debe continuar apostando a las reformas estructurales que permitan una transformación profunda, creando instituciones más modernas, eficientes y transparentes, que respondan ágilmente a las demandas de la sociedad. Pero también es fundamental que sigan fomentando una renovación de los marcos económicos, con mejores regulaciones, más disciplina fiscal, mayor diversificación de las economías y aumentando la productividad. Los sectores energéticos, de infraestructura, la educación y capacitación del mercado laboral, así como el rol de las pymes son y serán fundamentales para esos propósitos.

El Foro Económico Mundial promueve el diálogo ente líderes destacados e influyentes de todos los sectores de la sociedad y su misión está ligada al desarrollo de la cooperación público-privada. El sector privado debe ser un actor decisivo, activo y comprometido con el progreso de las naciones.

Vea el resumen del Foro Económico Mundial América Latina 2015:

La inclusión y la equidad, también fueron temas del último foro. ¿Qué deben hacer los sectores público y privado, en conjunto, para empezar a cerrar las brechas en estas dos cuestiones tan críticas para Centroamérica?

Los sistemas de salud, seguridad social y educación necesitan ser transformados estructuralmente, sobre todo considerando la evolución demográfica en la región y las habilidades y competencias que el siglo XXI exige para avanzar en la inclusión social y económica. Esto solo se hará posible mediante una educación moderna y la creación de empleos de calidad y carreras gratificantes.

Debe fomentarse una mejor coordinación entre el sector público y el privado para alinear la educación con la oferta de empleo y utilizar nuevas herramientas tecnológicas para ampliar el alcance de los sistemas educativos, mejorar su calidad y mantener a una fuerza laboral actualizada y bien capacitada.

¿Cuál es la agenda en la que se enfocará el WEF Latam para este 2016?

La reunión regional que realizaremos en junio, en Medellín, Colombia, tiene por tema “Reimpulsando el crecimiento incluyente en América Latina”. Examinaremos los nuevos condicionantes que enfrenta la región y buscaremos soluciones a la encrucijada que se presenta en la era posterior al “superciclo de los commodities” para que América Latina pueda continuar creciendo a partir de sus fortalezas y recursos.

Factores externos como la desaceleración de la economía global, la volatilidad en los precios y en la demanda de las materias primas y otros propios de la región, como la baja tasa de ahorro, la inseguridad pública, la corrupción, el populismo y la desigualdad plantean grandes retos, que de no resolverse, pueden ocasionar una regresión en los avances socioeconómicos logrados y derivar en inestabilidad política provocada por altos niveles de insatisfacción. Por otro lado, han surgido nuevos acuerdos comerciales internacionales y una nueva agenda medioambiental, además, hay transformaciones importantes en la región, como el cambio de liderazgo en Argentina, la perspectiva de paz en Colombia, la actualización del modelo económico en Cuba y el surgimiento de la oposición en Venezuela, que están teniendo impacto. Todo lo anterior obliga a revitalizar el enfoque de las políticas públicas y reforzar la capacidad de resiliencia interna de América Latina.

Los desafíos conocidos deben ser abordados desde un ángulo distinto para encontrar soluciones innovadoras, que requieren de acciones concertadas entre el sector público y el privado.

El nuevo panorama medioambiental puesto en marcha por la COP 21, de la mano de tecnologías disruptivas, transformarán varios sectores y alterarán los modos de producción en América Latina. Lograr mejoras en todos los sectores industriales y atraer inversión de largo plazo deben ser pilares de la agenda regional.

¿Cómo visualiza el presente de Latinoamérica para enfrentar la Cuarta Revolución Industrial, sobre la cual se debatió en Davos?

La Cuarta Revolución Industrial es de una velocidad y alcance insospechados, con el potencial de impactar a las sociedades de manera sistémica en todas las regiones del mundo. El avance de la tecnología está alterando aceleradamente la forma de producir, distribuir y consumir productos y servicios. América Latina debe tomar conciencia de esta realidad que ya está ocurriendo para aprovechar las oportunidades y prepararse para sus efectos con mayor inversión en tecnologías, con mejor infraestructura y conectividad, con la educación y capacitación adecuadas y con políticas públicas y regulaciones más ágiles. La colaboración público-privada y los avances tecnológicos jugarán un papel crucial en desarrollar las fortalezas de la región e impulsar su progreso. Abordar estos desafíos permitirá que la región tenga un papel activo en la Cuarta Revolución Industrial.

El WEF pone especial acento en visibilizar y potenciar el liderazgo joven, innovador e inspiracional. ¿Por qué eligió ese enfoque?

Los jóvenes son un segmento vital de nuestras sociedades. El Foro ha buscado abrirles espacios de participación y acortar la brecha generacional. Desde 2011 ha desarrollado una red global de más de cinco mil jóvenes líderes talentosos y comprometidos con sus comunidades, que se congregan en 455 ciudades alrededor del mundo y realizan sus propios proyectos de impacto social, económico, medioambiental o político en sus mismas sociedades y desarrollan sinergias entre diferentes geografías.

Lea la entrevista completa. ¡Suscríbase!

RELACIONADAS