Claves Del Día
Fecha de publicación: 2016-03-02
La nueva "bomba subprime": los automóviles, advierten los analistas financieros. (Foto: Archivo)

The Big Short 2: ¿Por dónde asoma la nueva crisis financiera?

Royal Bank of Scotland, Credit Suisse y Deutsche Bank tienen alta exposición a créditos incobrables; expertos advierten peligros en los créditos automotrices de baja calidad en Estados Unidos.

Por: CNNExpansion/CNNMoney

The Big Short (La gran apuesta) — cinta sobre los inversores que hicieron una fortuna al predecir el colapso financiero de 2008 en Estados Unidos— fue contendiente para el Oscar a la Mejor Película este año, pero que finalmente se lo llevó Spotlight.

Su secuela (¿The Big Short 2: Electric Boogaloo?) podría estar desarrollándose en los mercados financieros en este momento.

Ha sido un año difícil para las acciones.

Y uno de los inversores se está beneficiando al hacer lo que “Mark Baum” —también conocido como Steve Eisman en la vida real— hizo. Está apostando contra el mercado.

Brad Lamensdorf es cogerente del fondo indizado AdvisorShares Ranger Equity Bear; un fondo que vende acciones en corto. El fondo ha ganado casi 18% este año, mientras que el S&P 500 ha caído 9%.

En primer lugar, una breve explicación sobre las ventas en corto.

Los vendedores en corto toman prestado un título financiero (para Eisman fueron los bonos respaldados por hipotecas suprime o de alto riesgo) y lo venden. La esperanza es que el precio baje. Si es así, el vendedor en corto recompra la acción o bono y lo devuelve al prestador.

Los vendedores en corto se benefician de la diferencia entre el precio de venta original y el precio de la recompra. Digamos que tú vendes una acción en corto a 100 dólares y esta cae hasta 80 dólares. Si la recompras a 80 dólares, tu ganancia es de 20 dólares menos cualquier comisión que exista.

Y Lamensdorf está ganando una fortuna este año debido a una gran cantidad de acciones contra las que ha apostado y que han bajado. Él tampoco cree que lo peor ya haya pasado.

“Necesitamos más miedo antes de que tengamos un fondo”, dijo Lamensdorf, añadiendo que su objetivo para el S&P 500 es de entre 1,500 y 1,600 puntos. Esa es una caída de entre 14% y 20% respecto a los niveles actuales.

Entonces, ¿qué está vendiendo en corto ahora?

Los bancos europeos, ¿peor que en 2008? Lamensdorf está preocupado por la exposición a créditos incobrables (especialmente a la deuda de compañías energéticas) en poder de los grandes bancos como Royal Bank of Scotland, Credit Suisse y Deutsche Bank. Él está vendiendo en corto las acciones de los tres.

Lamensdorf dijo que las tasas de interés negativas en Europa perjudicarán aun más a estos bancos. Y a pesar de que los tres ya han caído drásticamente este año, piensa que podrían bajar aún más.

“Estos bancos ya han roto sus mínimos de 2008. El mercado está diciendo que están en problemas”, dijo.

La nueva amenaza subprime: los automóviles. Aunque los bancos europeos están en dificultades, Lamensdorft dijo mayoría de los grandes bancos estadounidenses están en condiciones mucho mejores de lo que estaban hace ocho años. Así que no está vendiendo sus acciones en corto. No parece haber una nueva burbuja inmobiliaria.

Pero Lamensdorf está nervioso por una zona del mercado crediticio de Estados Unidos: los préstamos automotrices. Él piensa que algunas empresas están prestando demasiado dinero fácil a los compradores con el fin de mejorar las ventas.

Las dos empresas contra las que está apuntando en este sector son los concesionarios automotrices para usuarios CarMax y el rey de las motocicletas Harley-Davidson. Dijo que ambos han sido muy agresivos.

Las unidades de financiamiento automotriz, tanto de CarMax como de Harley-Davidson aumentaron sus reservas por pérdidas de préstamos en sus trimestres más recientes a medida que el volumen de prestamos creció.

“El financiamiento de automóviles es una especie de broma en este momento”, dijo Lamensdorf.

Caterpillar. Una de las mayores posiciones cortas de Lamensndorf está en el gigante del equipo de construcción y minería Caterpillar.

Lamensdorf dijo que el colapso de las materias primas y la desaceleración en China podrían ser malas noticias para Caterpillar por un tiempo. Señala que las ganancias y el flujo de caja han caído últimamente, y que no está seguro cuando terminará esa tendencia.

Wall Street está de acuerdo con él. Los analistas prevén que las ganancias por acción caerán de nuevo este año y en 2017.

“El auge de la minería generó una gran cantidad de ventas de equipos de Caterpillar. Tendrá dificultades para crear nuevos negocios en los próximos años”, dijo Lamensdorf.

Posiciones cortas diversas. Lamensdorf también está apostando en contra del gigante japonés de las impresoras y cámaras Canon, ya que cree que la compañía todavía no ha encontrado una manera de competir con los teléfonos inteligentes.

Está vendiendo en corto Generac, un fabricante de generadores de respaldo que a menudo ha subido antes de las nevadas y otras tormentas grandes con la esperanza de que los cortes de energía masivos den lugar a un gran aumento en las ventas.

La acción se recuperó a principios de este año, antes de una gran tormenta de nieve en la Costa Este. Pero la compañía rara vez ha visto un impulso duradero causado por el mal tiempo.

Lamensdorf también está vendiendo en corto las acciones de GrubHub, una aplicación de pedidos de comida para llevar.

Cree que la compañía, que también es propietaria de Seamless, está sobrevaluada debido a que podría enfrentarse a una competencia significativa por parte de Amazon y Uber, a medida que estas refuerzan sus negocios de reparto local.

Pero, ¿cuánto tiempo más puede seguir subiendo su fondo? A pesar de que Lamensdorf y otros bajistas del mercado están teniendo su momento de gloria ahora, es muy difícil ganar dinero en las ventas en corto en el largo plazo. Normalmente, el mercado sube.

El fondo indizado de Lamensdorf comenzó a operar en enero de 2011. Perdió casi la mitad de su valor desde entonces, y eso ya incluye el gran repunte de este año.

RELACIONADAS