Claves Del Día
Fecha de publicación: 2018-09-12

EE.UU. discutirá cómo apoyar a Panamá y a El Salvador tras no reconocer a Taiwán

El pasado 7 de septiembre, el Departamento de Estado llamó a consultas a sus embajadores en estos tres países para conocer "los efectos de la decisión de no reconocer a Taiwán".

Por La Prensa (Panamá)

La portavoz del departamento de Estado estadounidense, Heather Nauert, anunció este martes 11 de septiembre que los jefes de sus misiones diplomáticas en Panamá, El Salvador y República Dominicana se reunirán con los líderes del gobierno estadounidense en Washington para hablar sobre las formas en que Estados Unidos puede "apoyar instituciones y economías fuertes, independientes y democráticas en toda Centroamérica y el Caribe".

Los citados son: Roxanne Cabral, encargada de Negocios en la embajada de Estados Unidos en Panamá; Robin Bernstein, embajador de Estados Unidos en República Dominicana y Jean Manes, embajadora de Estados Unidos en El Salvador.

Nauert manifestó que los diplomáticos estarán en Washington hasta el próximo 14 de septiembre. Indicó que "vemos a Taiwán como una historia de éxito democrático. Es un socio confiable de Estados Unidos y una fuerza para el bien en el mundo. Estados Unidos continuará apoyando a Taiwán en su intento de ampliar sus ya significativas contribuciones para abordar los desafíos mundiales".

Al consultarle sobre si existe algún tipo de preocupación de que China intente influir en estos países que tienen vínculos oficiales con Taiwán, Nauert dijo que reconoce la importancia mundial del desarrollo y la infraestructura y la necesidad de mejorar la infraestructura en todo el mundo, ya sea en el continente africano o en América del Sur.

Añadió que "todos los países que tienen el derecho soberano de desarrollarse en sus propios términos, buscar préstamos en sus propios términos que beneficien a esos países. Esto cae en una especie de categoría de soberanía, que tienen derecho a elegir eso, pero una cosa que ciertamente advertimos a otros países en todo el mundo es que creemos que esos términos deben ser transparentes y justos".

Las declaraciones se dieron durante una rueda de prensa del Departamento de Estado en la que la portavoz tuvo que responder alrededor de 10 preguntas sobre política exterior.

RELACIONADAS