Claves Del Día
Fecha de publicación: 2018-04-16

Emprendedores, el gran sostén de Centroamérica

Emprender es, en realidad, ir más allá del auto empleo, es también (y sobre todo) crear riqueza para los demás. Se calcula que el 95 % del parque empresarial centroamericano está conformado por micro, pequeñas y medianas empresas.

Por Daniel Zueras/Ana Cristina Camacho/Christa Bollmann - estrategiaynegocios.net

Vivimos en una sociedad que nos invita a emprender cada vez más. Pero cuidado con lanzarse a la aventura sin más, sin las herramientas ni el conocimiento necesarios para al menos, asomar inicialmente la cabeza y, después, para dar unos buenos pasos y no desesperarse en el intento. Porque emprender es, en realidad, ir más allá del auto empleo, es también (y sobre todo) crear riqueza para los demás. Se calcula que el 95 % del parque empresarial centroamericano está conformado por micro, pequeñas y medianas empresas. Pero suelen ser las menos atendidas por Estado y bancos. Parece que algo está cambiando, y poco a poco hay más opciones de financimiento, o más formación por parte de gobiernos e instituciones.

La palabra emprendedor está hoy en boca de todos. Pero hay muchos tipos de emprendedores. ¿Podemos considerar como tal a aquél que no genera empleo, trabaja en la parte informal de la economía y apenas le da para subsistir?

Hoy es imposible abrir sus redes sociales, o medios de comunicación, tanto generalistas, como especializados, sin ver u oír la palabra emprendimiento. Está de moda. Michael Jerry habla de “la trampa del autoempleo”: al quedarse uno mismo como empleado, debe atender el día a día, por lo que no puede innovar; así que no puede crecer, se limita. Muchos de los que se encuentra atrapados en esta fórmula ganan menos que lo que ganarían como asalariados.

Esto pasa mucho en la región. A juicio de Hugo Díaz, director de UFM Acton MBA, los emprendimientos de autoempleo ayudan “porque alguien logra subsistir; pero si queremos sacar adelante al país y lograr que crezca a los niveles que necesita tenemos que equiparlos para que no sea solo un autoempleo, si no lograr una empresa que emplee a 10, 20, 30, 50, 100 personas y mucho más”.

En las economías emergentes, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima que las pymes son generadoras del 34% del empleo y del 41% en el caso de las desarrolladas. En el Istmo, la CEPAL calcula que aportan entre el 20 % y el 25% del empleo, y generan más del 20% del Producto Interno Bruto, siendo las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) aproximadamente el 95% del parque empresarial de la región, según estimaciones de Centro de Promoción para la Pequeña y Mediana Empresa (Cenpromype) del SICA.

Costa Rica es el país más emprendedor de nuestra región, el Índice de Emprendimiento Global ubica a Costa Rica en el puesto 56 a nivel mundial, seguido de Panamá (70), Honduras (107) Guatemala (108), El Salvador (114), y Nicaragua (122); en un estudio liderado a nivel mundial por EE.UU.

El reporte mide las capacidades de los “Ecosistemas” emprendedores de 137 países, tomando variables individuales como reconocimiento de oportunidades, habilidades para Startups, tolerancia de riesgos; y medidas institucionales como urbanización, educación y libertad económica; y no considera emprendedor al auto empleado o a quien replica un proyecto, sino quien colabora en la generación de proyectos innovadores, productivos y de crecimiento rápido, las verdaderas variables que llevan al verdadero desarrollo económico, a juicio del Global Entrepreneurship and Development Institute (GEDI).

¿Qué es ser emprendedor?

En Centroamérica, el emprendimiento sigue siendo una idea romántica, y por eso es importante que en los países se comprenda el significado real de ser un emprendedor.

“Más que copiar ideas de otros países cercanos y dar dos pasos al frente y tres para atrás, lo importante es actuaral más alto nivel y de manera estratégica, para promover fortalecer el ecosistema de negocios, no sin antes educar y capacitar a las personas, para cambiar la incertidumbre por confianza”, explica a E&N Ketan Makwana, un reconocido conferencista inglés de TEDx, emprendedor en serie y mentor, quien ha escalado y vendido diversos negocios en los últimos siete años.

Makwana apuesta por la simplicidad del producto y la idea, algo que muchas veces nos cuesta ver en muchos de los países en vías de desarrollo, donde muchos creen que cuanto más complicado sea su producto o servicio, más valioso será: “Lo complejo no vende, lo simple sí”, y habla tanto de lo que se ha de vender, como de la estrategia y comunicación. Explica que es un asunto de comportamiento:

“Como consumidores, no queremos retórica, sino queremos entender rápidamente el mensaje, mientras más simple sea, más efectivo será y nos hará más receptivos”. Así que si está pensando en hacerse emprendedor, aplíquese el cuento: menos es más.

Si decide dar el salto, tenga en cuenta que es necesario ser perseverante, ya que apenas entre el 10% y el 20% de las empresas sobreviven después de los cinco años (dependiendo del país y según cómo se mida el emprendimiento). “Hay un alto nivel de fracaso”, explica Díaz, quien apuesta por formar a los emprendedores y darles las herramientas necesarias para minimizar los riesgos, en la medida de lo posible.

Con las herramientas adecuadas, las probabilidades de éxito ascienden a entre el 30% y el 40%. “No quiere decir que algunas no fracasan, pero que estén un poco mejor equipados para si se dan cuenta que algo no funciona cambiar un poquito el rumbo y encontrar otra mejor forma de hacerlo”, incide el experto guatemalteco.

Makwana apunta que más que conocimientos, lo que necesita el emprendedor son habilidades, y la necesidad de saber cuándo dar un paso al costado: “Una vez hemos entendido la idea y la validemos, entramos a conocer la cultura en la que se desarrollará el producto o servicio. En esta etapa surge mucho el ego. La gente cree que su negocio no sobrevivirá sin ella, y es por ello que el siguiente paso consiste en aprender a crear capacidades para desligarse de su propio negocio”.

El siguiente paso consiste en ayudar a las personas a atraer a quienes les ayudarán en el negocio, personas que les ayuden a ser exitosos. “Y es entonces cuando empezamos a ver que el emprendimiento también requiere de inversión, ya sea financiera o de recursos humanos, o intelectuales. La idea es incorporar a este viaje, personas que contribuyan a validar una idea”, abunda el inglés.

Una línea muy delgada divide la autoestima del ego y la arrogancia. Para ser exitoso como emprendedor “necesitas tener una pequeña dosis de obsesión y una mínima porción de arrogancia que te permita sacar adelante una idea y no dejarse vencer”, concluye Ketan Makwana. Para triunfar es necesaria la resiliencia. Nadie dijo que fuera fácil.

Lea más sobre una serie de herramientas que le facilitarán, cuanto menos, comenzar a pensar en esa tremenda aventura que es el lanzamiento de una empresa.

Los 10 mandamientos del emprendedor

Mandamiento #1: Aprovechar a las incubadoras y aceleradoras

Mandamiento #2: Valora opciones de financiamiento

Mandamiento #3: Busca el apoyo necesario

Mandamiento #4: Capacitarse

Mandamiento #5: Usar herramientas digitales

Mandamiento #6: Networking

Mandamiento #7: Considerar las franquicias

Mandamiento #8: Viajar para regionalizar

Mandamiento #9: Emprender en femenino

Mandamiento #10: Aplicar el marketing digital

RELACIONADAS