Claves Del Día
Fecha de publicación: 2018-02-09

Las claves del acuerdo presupuestario de EEUU

El acuerdo autoriza un aumento del gasto público de unos US$300.000 millones en los próximos dos años, suspendiendo de hecho los límites establecidos en 2013.

Por estrategiaynegocios.net

Aunque el Congreso de EE.UU. y la Casa Blanca se ufanan de haber llegado a un acuerdo presupuestario que evitará que en los próximos dos años se vuelva a vivir la angustia de ver cómo el gobierno federal está a punto de quedarse sin fondos, lo que se aprobó la madrugada del viernes es otra medida temporal (la quinta desde septiembre) que permite que la administración pública estadounidense siga en marcha por seis semanas más.

La diferencia, y la causa de la celebración en Washington, es que eso fue posible luego de que los líderes parlamentarios pactaran un acuerdo amplio para garantizar la financiación del gobierno a cambio de la expansión del gasto discrecional (el que asigna el Congreso fuera del presupuesto) en Defensa, como querían los republicanos, y programas sociales, como aspiraban los demócratas.

El acuerdo autoriza un aumento del gasto público de unos US$300.000 millones en los próximos dos años, suspendiendo de hecho los límites establecidos en 2013, cuando el Congreso no logró ponerse de acuerdo en cómo aumentar el techo de la deuda pública y simultáneamente reducir el déficit fiscal.

De aquí al 23 de marzo, el Congreso estaounidense debatirá las asignaciones para el resto del año sin que haya riesgo de un nuevo cierre.

Estos son algunas de las claves del decreto avalado hoy:

Pentágono: recibirá US$80.000 millones en el año fiscal 2018 (FY18, que vence en septiembre) y US$85.000 millones adicionales en el 2019 (FY19)

Programas sociales: la Seguridad Social o Medicare recibirá US$63.000 millones en el FY18 y US$68.000 millones adicionales en FY19.

Ayuda para desastres: se destinarán casi US$90.000 millones para un fondo de asistencia a las víctimas de desastres naturales de los últimos cuatro años, lo que beneficia principalmente a los afectados por la temporada de huracanes 2016 en Puerto Rico, Florida, Texas y las Islas Vírgenes, y para los afectados por sequías e incendios en California. El monto es casi el doble de lo que se consideraba en el Capitolio.

CHIP: el programa de seguros de salud para niños, que ampara a unos 10 millones de menores de edad de familias pobres y que se había quedado sin dinero este año, contará con fondos suficientes hasta el 2028

Límite de la deuda: queda suspendido, es decir sin límite preestablecido, hasta marzo de 2019, con lo que se evitarán las constantes negociaciones parlamentarias para aprobar su incremento. Algo que promete reducir el posible conflicto político en medio de la campaña para las elecciones parlamentarias de medio término que se realizarán en noviembre.

Impuestos: el acuerdo revive una treintena de exenciones impositivas que habían expirado en 2016 y que no fueron consideradas en la Ley de reforma de Impuestos que se aprobó en diciembre pasado. Muchas de ellas tienen que ver con uso de energías renovables o más eficientes en residencias y automóviles. Otras exenciones están vinculadas con cuidados de salud, como la que elimina el financiamiento de terapias físicas a través de Medicare. Estas exenciones serán retroactivas, por lo que se estima que el paquete presupuestario termine costando hasta US$500.000 millones en esos dos años.

¿Y los dreamers?

Ahora que el pacto empezó a cumplirse, los senadores pasarán a discutir temas migratorios y, particularmente el futuro de los dreamers, hijos de inmigrantes indocumentados que fueron traídos al país siendo menores de edad.

Los demócratas en el Senado acordaron separar el tema migratorio del presupuestario a cambio de un compromiso para considerar la situación de los dreamers, aunque, como destacan los críticos del acuerdo, eso no significa que finalmente se vaya a producir una ley que los favorezca, ya que se trata de un debate parlamentario abierto que bien puede conducir a meses de negociaciones que no produzcan resultados.

En la Cámara de Representantes no se logró un compromiso similar, pese al maratónico discurso del miércoles con el que la líder de la minoría demócrata Nancy Pelosi busco forzarlo.

La madrugada de este viernes, el presidente de la cámara Paul Ryan asomó la posibilidad de abrir ese debate próximamente. “Vamos a resolver este problema de DACA”, dijo.

Con información de Univisión.

RELACIONADAS