Claves Del Día
Fecha de publicación: 2018-02-09

EEUU: El Congreso eleva límite de gastos hasta US$300.000 millones

La falta de acuerdo parlamentario llevó a EEUU pasar por un segundo 'shutdown'. El presupuesto aprobado eleva el límite de gastos generales por dos años. Falta la firma del presidente Trump para convertirlo en ley.

Por Univisión

La Cámara de Representantes aprobó en la madrugada de este viernes un proyecto de ley que financia al gobierno federal hasta el 23 de marzo y que eleva el límite de gastos generales hasta US$300.000 millones por dos años, con lo que pone fin al efímero cierre del gobierno que duró apenas horas.

Los líderes parlamentarios acordaron un plan presupuestario que permitirá la aprobación de fondos para el gobienro por los próximos dos años y expande el gasto discrecional, por lo que de aquí al 23 de marzo, el Congreso debatirá las asignaciones para el resto del año sin que haya riesgo de un nuevo cierre.

La Cámara de Representantes votó 240 contra 186 en apoyo de un paquete bipartidista, luego de que el Senado diera luz verde a ese proyecto.

El acuerdo necesitará ahora la firma del presidente Donald Trump para hacer efectiva la reapertura administrativa.

La medida salió adelante a pesar de la oposición de los líderes demócratas, que exigían una promesa para aprobar protecciones para los dreamers, aquellos inmigrantes indocumentados que fueron traidos a EEUU cuando eran niños.

Un grupo de republicanos de Tea Party votó también en contra por el aumento de los niveles de gasto.

Horas antes el Senado había aprobado el acuerdo por 71 votos frente a 28, superando las objeciones de republicanos conservadores en asuntos fiscales, que dijeron que la propuesta supone un retorno al gasto deficitario sin controles.

Esta medianoche del jueves el gobierno entró en su segundo cierre administrativo en apenas tres semanas. En esete caso, el protagonista del cierre fue el senador republicano Rand Paul, que bloqueó la votación en protesta por lo que considera un excesivo aumento del gasto y del endeudamiento.

El gobierno federal se mantiene técnicamente cerrado a la espera que Trump firme el acuerdo presupuestario aprobado por el Congreso

El proyecto, entonces, se estancó debido a la negativa del Paul a permitir una votación rápida. Por ello no fue posible aprobar a tiempo una medida de financiamiento para mantener el gobierno operativo.

Según Paul, el presupuesto que debatía el Senado aumenta peligrosamente el déficit fiscal al permitir la expansión del gasto público.

"Con toda honestidad, de buena fe, no puedo simplemente mirar hacia otro lado ahora que mi partido es cómplice del déficit", afirmó Paul en su discurso en el

"Cuando los republicanos están al mando, no hay un partido conservador. Muchos de los llamados conservadores pierden la cabeza", añadió Paul, de tendencia libertaria.

La ley extiende el presupuesto del gobierno por algunas semanas, aumenta el techo de la deuda y eleva los límites de gasto público en unos 300,000 millones de dólares por los próximos dos años.

En previsión a una votación adversa, la Oficina de Administración y Presupuesto de Estados Unidos había ordenado previamente el cierre del gobierno federal.

El director del departamento, Mick Mulvaney, emitió a medianoche la orden que notificó a las agencias federales que ejecutaran sus planes de contingencia.

El aviso de Mulvaney señaló que los empleados federales deben acudir a sus puestos el viernes para “realizar las actividades del cierre”.

RELACIONADAS