Claves Del Día
Fecha de publicación: 2018-01-12

El Salvador protesta oficialmente por las declaraciones de Trump

El Salvador fue uno de los países calificados de forma peyorativa por el mandatario estadounidense en una reunión con legisladores. El presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén protestó hoy y pide 'respeto'.

Por estrategiaynegocios.net

El gobierno salvadoreño envió una “nota de protesta” a su homólogo de los Estados Unidos, en reacción a la polémica frase del presidente Donald Trump en la cual -según congresistas estadounidenses. se refirió a El Salvador y otras naciones como “países de mierda”.

“Hemos dirigido una nota de protesta al Gobierno de los Estados Unidos, El Salvador demanda respeto a la dignidad de su nombre y valiente pueblo”, indica el comunicado de Cancillería.

La nota de protesta, un mecanismo diplomático que expresa inconformidad, se envió a la Embajada de El Salvador en Washington para hacerla llegar al Departamento de Estado de los Estados Unidos, cuyo secretario es Rex Tillerson.

El presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, leyó el comunicado de prensa en el cual se informó de la entrega de la nota de protesta, según un audio compartido por Casa Presidencial.

En el comunicado, El Salvador expresa “su rotundo rechazo” a las que considera “lamentables expresiones atribuidas” a Trump.

Comunicado.265(800x600)

El documento señala que el mandatario estadounidense aceptó “implícitamente” el “uso de términos duros en menoscabo de la dignidad de El Salvador y otros países”.

El gobierno salvadoreño recordó la contribución de los salvadoreños en la construcción del Pentágono, en la reconstrucción de Nueva Orleans y en numerosas misiones de paz internacionalmente.

Horas después de que medios estadounidenses dieran a conocer las controversiales frases de Trump, éste acusó en Twitter a una congresista demócrata de haber revelado testimonios secretos sin autorización. El tuit fue subido a las 9:01 p.m. de este jueves. Luego, Trump escribió otros cinco tuits, la mayoría en defensa de su política migratoria.

Este viernes, a las 6:28 a.m., escribió que el lenguaje que usó fue duro, pero no eran esas palabras. Agregó en otro tuit a las 7:47 a.m. que nunca dijo algo tan despectivo de los haitianos.

Las polémicas declaraciones ocurren en la misma semana que la administración Trump anunció el fin del Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés), un beneficio migratorio que acogía a unos 190.000 salvadoreños.

El TPS vence formalmente en septiembre de 2019, gracias a una extensión de 18 meses que busca una transición ordenada para facilitar el regreso de los salvadoreños a su país. El TPS estaba activo desde 2001, año en el que dos terremotos estremecieron al país.

Asimismo, el ao pasado la administración Trmp retiró el beneficio a Haití y Nicaragua, mientras que mantiene en suspenso el futuro para los hondureños.

Indignación global

En pocas horas el escándalo se tornó internacional, con una fuerte oleada de indignación.

En Ginebra, el portavoz del Alto Comisionado para Derechos Humanos de la ONU, Rupert Colville, calificó lo dicho por Trump como vergonzoso. "Si se confirman, son comentarios escandalosos y vergonzosos por parte del presidente de Estados Unidos. Lo siento, pero la única palabra que se puede utilizar es 'racista'", dijo.

Según Colville, la visión expresada en esos dichos muestra "el peor lado de la humanidad, validando y alentando el racismo y la xenofobia".

En Puerto Príncipe, el gobierno de Haití emitió una enérgica nota en la que consideró "inaceptables" las palabras "odiosas y abyectas" de Trump, por considerar que reflejan "una visión simplista y racista completamente equivocada".

Por su parte, en Adis Abeba, la Unión Africana condenó las declaraciones "hirientes" y "perturbadoras" del mandatario.

"En mi opinión, no es solamente hiriente para las personas de origen africano en Estados Unidos, sino también para los ciudadanos africanos", dijo a la AFP Ebba Kalondo, portavoz del presidente de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki.

"Esto es aún más ofensivo dada la realidad histórica del número de africanos que llegaron a Estados Unidos como esclavos", añadió.

Con información de Diario El Mundo y AFP.

RELACIONADAS