Claves Del Día
Fecha de publicación: 2018-01-11

Nueva York demandará a cinco petroleras por el cambio climático

El gobierno de la ciudad incluirá en su acusación a BP, Chevron, ConocoPhillips, ExxonMobil y Shell.

Por AFP

La ciudad de Nueva York se propone demandar a cinco compañías petroleras por su presunta participación en el cambio climático y se desprenderá de unos US$5.000 millones de dólares en inversiones en combustibles fósiles.

NY ha anunciado su intención de demandar a cinco gigantes del petróleo —BP, Chevron, ConocoPhillips, ExxonMobil y Shell— por su presunta responsabilidad en el cambio climático, pero sin especificar en qué fecha o ante cual tribunal. La demanda, a la que accedió la AFP, no precisa montos.

La indemnización por daños eventualmente establecidos por la justicia contribuiría a la financiación de medidas tomadas por la ciudad para luchar contra las consecuencias del cambio climático, anunció el municipio, que ya lanzó un programa de inversión de US$20.000 millones.

"ExxonMobil recibe favorablemente todo intento de responder al cambio climático", indicó la compañía a la AFP. "Este tipo de acción ante la justicia (...) contra una industria que propone productos que todos usamos para hacer funcionar la economía y vivir día a día ...".

Chevron, por su lado, denunció una acción "sin fundamento factual o jurídico" que "no hará nada para responder a la cuestión seria del cambio climático".

Shell estimó que el cambio climático debe ser enfrentado "con políticas gubernamentales razonables y el cambio cultural (...) y no por los tribunales".

Consultado por la AFP, ConocoPhillips se negó a comentar el anuncio. BP no respondió inmediatamente los llamados.

En cuanto a la desinversión anunciada, esta se producirá recién después de un análisis del impacto de tal decisión y su revisión legal, dijo este miércoles el alcalde demócrata, Bill de Blasio en un comunicado, agregando que Nueva York fue la primera gran ciudad estadounidense en tomar tal iniciativa.

Estos activos, que serían cedidos en cinco años en caso de validación después de un análisis, son parte de la cartera de cinco fondos de pensiones municipales que aseguran el retiro de los maestros, empleados municipales, policías, bomberos y personal administrativo de las escuelas neoyorquinas, de acuerdo con este lanzamiento.

En total, los cinco fondos controlan US$191.000 millones, de los cuales aproximadamente US$5.000 millones se invierten en 190 compañías activas en combustibles fósiles.

"Nueva York está defendiendo a las generaciones futuras y a nuestro planeta" al decidir liquidar sus inversiones en combustibles fósiles, dijo de Blasio, citado en el comunicado.

"Al mismo tiempo, dirigimos también nuestra lucha contra el cambio climático hacia los grupos de energías fósiles, que conocen sus efectos y engañaron a sabiendas al público para proteger sus ingresos", añadió.

De Blasio subrayó que el huracán Sandy, que dejó más de 40 muertos en Nueva York en octubre de 2012 y costó US$42.000 millones al estado de Nueva York, dejó un antes y un después en la ciudad, y tornó la lucha contra el calentamiento del planeta en una prioridad.

"Luchamos por nuestra supervivencia y no podemos contar con que otros lo harán por nosotros", lanzó.

Varias asociaciones de defensa del medio ambiente, sobre todo Greenpeace, saludaron la iniciativa de la ciudad de Nueva York.

A fines de diciembre, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo que quería congelar las inversiones de los fondos de pensión de funcionarios estatales en energías fósiles, y anunció un plan de desinversiones.

En 2015, el parlamento de California votó una ley que obliga a los dos principales fondos de pensiones públicos del estado a ceder sus activos ligados al carbón.

Otras ciudades de Estados Unidos han estudiado liquidar sus inversiones de fondos de pensiones en energías fósiles, sobre todo San Francisco y Seattle, pero ninguna ha pasado aún a la acción.

RELACIONADAS