Claves Del Día
Fecha de publicación: 2017-06-13

China - Centroamérica: ¿Les abrimos la puerta?

Primero fue Costa Rica. Ahora Panamá. ¿Debe Centroamérica entera abandonar sus relaciones diplomáticas con Taiwán y abrir la puerta a China? Para los expertos no hay otro camino, China es ya el segundo socio comercial de la región.

Por Velia Jaramillo, eyn.net

Panamá tenía poderosas razones para esta alianza: es el principal destino de la inversión china en la región, y China es el principal origen de las importaciones panameñas.

Centroamérica tiene que ampliar sus relaciones con China. Es la fábrica de mundo, uno de los principales socios comerciales del planeta y dentro de poco, será el principal origen de las importaciones de Centroamérica, expone Víctor Umaña, director del Centro Latinoamericano para la Competitividad y el Desarrollo Sostenible, (CLACDS) de INCAE.

Según sus estimaciones, China es ya el segundo socio comercial de Latinoamérica, pero también de Centroamérica, región con la que alcanzó en 2011 un comercio total superior a los US$12.700 millones. En términos de importaciones, China es uno de los principales socios comerciales de todos los países centroamericanos. Desarrollar mayores vínculos con este socio abriría a Centroamérica un mercado alternativo, señala el CLACDS en su estudio “Comercio e Inversión entre América Central y China”.

Otra poderosa razón: en los últimos años, China se convirtió en una potencia inversora. Si de 1995 a 2005 las empresas chinas invertían en el exterior apenas US$3.820 millones por año, para 2008-2009 la cifra se incrementó hasta US$50.000 millones por año, y ya para 2012 superaba los US$86.000 millones por año, detalla la investigación.

El primer paso para estrechar relaciones y beneficiarse del poderío chino lo dio Costa Rica, que mantiene desde 2007 relaciones diplomáticas y desde 2011 un Tratado de Libre Comercio con China. El Canciller de Costa Rica durante la negociación del acuerdo, y posteriormente Embajador de Costa Rica en China, Marco Vinicio Ruiz advierte: “Cualquier Centroamericano que vaya a China tendrá retos importantes. Hay sectores de la economía china que están muy protegidos o con competencia feroz, otros muy abiertos o en transición”. No obstante, plantea el diplomático, “el grueso de la clase empresarial del país aún no ve a China como una oportunidad”.

Autor del ensayo “Relaciones de China con Centroamérica, comprendiendo los intereses estratégicos y económicos de la región”, el investigador Constantino Urcuyo hace notar: “El gran interés chino radica en la geografía centroamericana, su ubicación entre dos grandes océanos y la posibilidad de colocar directamente sus productos en la costa Este de Estados Unidos. Centroamérica tiene un interés como plataforma económica y de tránsito”.

Este nuevo interés, anota Urcuyo en su estudio publicado por el Centro de Investigación y Adiestramiento Político Administrativo (CIAPA) de Costa Rica, sustituye al viejo objetivo chino en la región, de desplazar políticamente a Taiwán. Ahora “el tema geoestratégico es muy importante, pensando en el posible tránsito de petróleo venezolano del atlántico al pacífico y el refinado de petróleo pesado en refinerías que podría construir China en El Salvador, Nicaragua o Costa Rica”.

COSTA RICA: ¿GANÓ O PERDIÓ AL ABRIRSE A CHINA?

Costa Rica suscribió relaciones diplomáticas con China en 2007, y se ha beneficiado en este tiempo de proyectos de cooperación, como la construcción del Estadio Nacional y la Escuela Nacional de la Policía, aseveró Ruiz.

Pero hay otras voces desilusionadas, en Costa Rica con los resultados de este cambio diplomático, planteó Alberto Alemán, director del Centro de Estudios Asiáticos de Nicaragua, Centroamérica: “El TLC no ha disparado el comercio de la manera como los empresarios costarricenses querían. Hay razones que dificultan el comercio a gran escala con China: no hay materia prima, ni puertos suficientemente grandes, tenemos déficit de infraestructura y no tenemos suficientes personas que hablen mandarín”.

En términos de inversión, el establecimiento de relaciones diplomáticas y un TLC con China “no ha arrojado grandes beneficios al país”, coincide Umaña, del CLACDS. “No hay una fuerte inversión China, más allá del regalo de un estadio. Lo que hay son proyectos como una carretera, la ampliación de una refinería, una Zona Económica Especial (ZEE)”.

RELACION COMERCIAL: LOS CHINOS GANAN

business-world-china(800x600)

El comercio total entre Centroamérica y China alcanzó los US$12.700 millones en 2011. Las importaciones de productos chinos desde Centroamérica representaron el 94% de ese comercio, detalla el CLACDS.

En la relación comercial con China, los países centroamericanos mantienen un patrón de elevados volúmenes de importaciones y bajas exportaciones, con excepción de Costa Rica, que logró penetrar el mercado chino en mayor medida y representó en 2013 el 54% de las exportaciones centroamericanas a China; Guatemala representó un 24% y Honduras el 16% de las ventas regionales a ese mercado.

China, expone la investigación, fue el principal origen de las importaciones panameñas en 2011, la segunda fuente de importaciones para Costa Rica, Honduras y Nicaragua en 2012, la tercera para Guatemala y la cuarta para El Salvador.

Pero al analizar las exportaciones de Centroamérica a China la historia cambia: China no está en el top 5 de los destinos de exportación centroamericanos. Para Costa Rica y Honduras es el octavo destino exportador, y en los restantes países de la región se ubica después de la posición 25. China representó menos del 1% de las exportaciones de Guatemala, Nicaragua y El Salvador en el 2012, y apenas 3% de las exportaciones de Costa Rica y Honduras.

Con todo, destaca CLACDS, algunos países de la región han mostrado un dinamismo significativo en los flujos de exportaciones a China, con crecimientos superiores al 14% promedio anual. Hay una alta concentración en los productos exportados por América Central, principalmente commodities como el cuero, la madera y productos minerales, con excepción de Costa Rica que exporta manufacturas. Solo Guatemala ha logrado penetrar el mercado chino con productos agrícolas (azúcar y café).

Según CLACDS, entre los productos centroamericanos que tienen potencial en el mercado chino se encuentran banano, café, lácteos, azúcar, productos del mar y productos manufacturados como partes para la industria automotriz, productos médicos y de caucho y latex. Pero aprovechar las oportunidades demandará más acercamiento a los gustos de los consumidores chinos.

INVERSION CHINA: POCAS REALIDAES

China crece como origen de la IED en el mundo, pero los flujos de inversión a América Central son bajos. En Panamá, principal destino de la inversión china en la región, la inversión proveniente de ese país representa apenas el 2,5% de la IED total, en tanto que para Costa Rica y Guatemala representó menos del 1%, advierte la investigación de CLACDS.

Esta poca relevancia, estima, puede atribuirse a factores como la asimetría entre las oportunidades de inversión que promueve Centroamérica y los principales sectores donde invierten las compañías chinas en América Latina, como la generación de materias primas (extracción minera, culivos de soja) y la infraestructura logística para favorecer la exportación de esos productos al mercado chino.

Para los expertos de Clacds, dadas las características de las empresas latinoamericanas y centroamericanas las inversiones chinas por motivo de adquisición de tecnología o marcas han sido pocas. También afecta el hecho de que la IED china se dirige a mercados grandes.

De acuerdo a la investigación, entre 2009 y 2012 América Central recibió inversiones chinas por US$128 millones, de las cuáles el 71% se concentraron en Panamá, el 19% fueron a Guatemala y apenas un 8% a Costa Rica. Por su importancia logística, Panamá es el principal destino de inversión de las empresas chinas en América Central.

CLACDS identificó 42 proyectos en América Central en los que participan empresas chinas por un monto cercano a los US$65.000 millones. No obstante, esta cifra se concentra en dos mega-proyectos en etapa de estudios de factibilidad; el canal interoceánico en Nicaragua y el Canal ferroviario en Honduras, que juntos representan una inversión de US$62.0000 millones.

Por número de proyectos, telecomunicaciones, construcción y logística son los sectores que concentran más interés de inversionistas chinos. La mayor promesa de inversión china en la región es la construcción de un Canal interoceánico en Nicaragua, valorado en US$40.000 millones y que se comprometió a desarrollar la empresa Hong Kong Nicaragua Development Group, vinculada al empresario Wang Jing, cuya construcción cada día parece más remota. Las dificultades técnicas para el proyecto son grandes, las voces en contra del proyecto crecen y hay versiones que apuntan a que Jing perdió gran parte de su capital.

Para Ruiz, ex embajador costarricense en China, Centroamérica podría promover en China proyectos de infraestructura como un ferrocarril centroamericano, o un mejor sistema de carreteras en la región, que permitieran a la potencia asiática usar a Centroamérica como base de operaciones para ingresar a Estados Unidos.

RELACIONADAS