Claves Del Día
Fecha de publicación: 2017-05-18
Su vida terminó el 24 de marzo de 1980 mientras celebraba misa a las 6:15 p.m. en la capilla del Hospital Divina Providencia en San Salvador, donde fue su hogar en los tres años que duró su ministerio. Foto José Barrera
  Ver Fotogalería

El Salvador: Reabren proceso por asesinato de monseñor Romero

Un tribunal de El Salvador revocó este jueves el sobreseimiento del capitán retirado del ejército Álvaro Saravia, único acusado del asesinato del arzobispo Óscar Arnulfo Romero en 1980.

Por AFP

La decisión fue tomada por el tribunal capitalino luego de que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) derogó, el 13 de julio de 2016, la ley de amnistía que en 1993 perdonó las atrocidades cometidas en la guerra civil (1980-1992).

Saravia, lugarteniente del extinto mayor Roberto d'Aubuisson, principal implicado, había obtenido el sobreseimiento el 31 de marzo de 1993.

"El juez Rigoberto Chicas, en su resolución, consideró que es de carácter obligatorio que el juzgador acate la sentencia (de la Corte) y así garantizar los derechos fundamentales de las víctimas en aquellos crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra", consignó un comunicado del Centro Judicial de San Salvador.

El juez en su resolución le pide a la fiscalía indicar si debe seguirse el proceso contra Saravia y contra otros a quienes no se les ha "formalizado cargos o no están debidamente individualizados".

Agregó que con la inconstitucionalidad de la ley de amnistía, debe garantizarse una reparación integral a las víctimas de crímenes de guerra y el conocimiento público de la verdad, entre otras formas de raparación.

Romero fue asesinado el 24 de marzo de 1980 por un francotirador de los escuadrones de la muerte ultraderechistas mientras oficiaba misa.

Una comisión de la verdad creada por la ONU concluyó en 1993 que "existe plena evidencia" de que el mayor Roberto D'Aubuisson, fundador del derechista partido Alianza Republicana Nacionalista y fallecido en febrero de 1992, fue quien "dio la orden de asesinar al arzobispo".

Llamado "la voz de los sin voz" por su defensa de los más desposeídos y por denunciar las injusticias sociales, monseñor Romero fue beatificado el 23 de mayo de 2015, y el Vaticano sigue su proceso de canonización.

RELACIONADAS